BDSmovement.net feed


La junta general de accionistas de la empresa vasca de transportes Compañía Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) que se celebraba online el 13 de junio fue objeto de protestas online y en la calle frente a las oficinas de la empresa en Beasain y de críticas desde el accionariado, todas ellas, exigiendo la retirada inmediata de CAF de su implicación en crímenes de guerra israelíes.

El Comité Nacional Palestino de BDS (BNC), la mayor coalición de la sociedad palestina, felicita a las decenas de expertos/as de la ONU por su valor para decir verdades que los Estados y las organizaciones internacionales que los representan, incluidas las Naciones Unidas y la Unión Europea, han tratado de evadir y suprimir.

En 2017 Israel aprobó el concurso de licitación para la ampliación del tranvía de Jerusalén, conocido como Tren Ligero de Jerusalén (Jerusalem Light Rail – JLR), un proceso para el que, entre otras, estaba licitando la empresa CAF - Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles – con sede en Beasain. Es un proyecto contrario a la legalidad internacional y un nuevo ataque contra los derechos del pueblo palestino ya que busca conectar Jerusalén con los asentamientos israelíes y así anexionar aún más territorio palestino militarmente ocupado, donde ya viven más de 600.000 colonos ilegales.

El sábado en Oridiza, País Vasco, BDS Euskal Herria hizo pública una campaña pidiendo a la empresa vasca CAF que se retire de un proyecto del gobierno israelí para expandir el tren ligero de Jerusalén (JLR) que conecta los asentamientos ilegales de Israel con Jerusalén Este y sus alrededores, en territorio palestino ocupado.

¡Unidos contra la militarización, desde México hasta Palestina! (English version below) El llamado palestino al embargo militar a Israel está fundamentalmente vinculado a los llamados para terminar con el militarismo y la represión en todo el mundo y poner fin al apoyo de Israel a ellos. Esto, a nuestro entender, es una estrategia verdaderamente popular y efectiva para combatir los militarismos y las ocupaciones militares, y trabajar hacia nuestras visiones comunes de justicia.

Los equipos nacionales de fútbol de Argentina y Uruguay planean un partido "amistoso" en el apartheid de Israel el 18 de noviembre, ignorando las solicitudes palestinas y mientras Israel bombardea Gaza y la mantiene bajo asedio. Para Israel, se trata de usar el juego mas lindo del mundo para lavar sus crímenes de ocupación y apartheid contra los palestinos, incluidos los atletas.

Dile a Argentina y Uruguay: No hay nada amistosa sobre el Apartheid Israelí

Acabemos con la impunidad por la limpieza étnica en Jerusalén - #UNGiveUsTheNamesAlready El 22 de julio, Israel cometió su mayor crimen de limpieza étnica desde 1967. Fuerzas israelíes destruyeron las casas de cientos de familias palestinas en el barrio palestino de Wadi Hummus en territorios ocupados de Jerusalén oriental. Otras 116 hogarespalestinas están bajo amenaza inminente de demolición en Wadi Hummus. La magnitud del crimen no solo es evidente por su escala.

En un informe publicado hoy, por la organización estadounidense SumOfUs, se documenta que la aseguradora francesa AXA invierte más de $ 91 millones en los cinco bancos más grandes de Israel y en el fabricante de armas privado más grande de Israel, Elbit Systems, empresas las cuales están todas directamente implicadas en los crímenes de guerra cometidos por el estado de Israel contra el pueblo palestino.

Tras las protestas, el Metro de la Ciudad de México eliminó 12 fotografías de la exposición "Una mirada a Israel" patrocinada por la embajada de Israel en México. La exposición se instaló en dos estaciones de metro como parte de un mes de actividades, que también incluye bailes y una semana de proyecciones de películas. Un espectáculo de danza organizado por la embajada israelí el 15 de mayo, Día de la Nakba, y la mayoría de las proyecciones de películas también se cancelaron tras las protestas de los defensores de los derechos de los palestinos.

El movimiento global de boicot, desinversión y sanciones (BDS) por la libertad, la justicia y la igualdad del pueblo palestino es un movimiento de derechos humanos incluyente y no violento que rechaza todas las formas de racismo y discriminación racial. El movimiento está liderado por el Comité Nacional Palestino BDS (BNC), la coalición más grande de partidos políticos palestinos, sindicatos laborales y profesionales, redes de refugiados, comités populares y organizaciones.