Campaña Mundial

Embargo militar

Visión general

Israel usa la fuerza militar y tecnología sofisticada para mantener su opresión sobre el pueblo palestino.

Las organizaciones de derechos humanos han documentado que Israel viola el derecho internacional y lleva a cabo crímenes de guerra durante sus ataques frecuentes sobre la población palestina.

Israel solo puede actuar con semejante impunidad porque en todo el mundo los gobiernos y las compañías cooperan con sus fuerzas armadas y sus empresas militares.

 La sociedad civil palestina ha llamado a un embargo militar total e inmediato sobre Israel. La campaña BDS está empezando a tener un impacto sobre las compañías militares israelíes, tales como Elbit Systems.

 
BDS

¿Por qué?

¿ Por qué es necesario un embargo militar?

Israel puede llevar a cabo brutales masacres y matar deliberadamente a civiles palestinos/as debido a la disposición de gobiernos, instituciones y empresas de todo el mundo a cooperar con las fuerzas armadas y las compañías armamentísticas de Israel.

Durante el período 2009-2018, está previsto que Estados Unidos proporcione ayuda militar a Israel por valor de 30.000 millones de dólares; y otras compañías en todo el mundo exportan armas y servicios de seguridad a Israel.

La industria militar israelí depende de las exportaciones a los mercados extranjeros: Israel exporta hasta el 70% de su producción militar, especialmente hacia el Sur Global.

Los ataques militares contra la población palestina son usados por las compañías militares israelíes para poner a prueba y publicitar nuevo armamento y tecnología militar. Las empresas militares israelíes comercializan sus productos como "probados en el terreno".

Compañías militares israelíes como Elbit Systems son factores clave en la proliferación de los drones y la expansión del despiadado modelo de securitización y represión militarizada que Israel está llevando a todo el mundo.


Descubre más

En 2014, Israel lanzó su tercer gran ataque sobre Gaza en cinco años. Más de 2.200 personas fueron asesinadas, incluyendo más de 500 niñas y niños. Familias enteras fueron aniquiladas en sus hogares.

Esta masacre de civiles fue enteramente planeada. Las fuerzas armadas de Israel han adoptado la Doctrina Dahiya, que ordena atacar deliberadamente a la población civil y la infraestructura civil como forma de frenar la resistencia a su régimen de opresión.
La ONU y las organizaciones de derechos humanos han documentado reiteradamente los crímenes de guerra perpetrados por Israel.

Israel ha adoptado recientemente nuevas "reglas de combate" que permiten a sus fuerzas de ocupación “disparar a matar" a niños y jóvenes manifestantes palestinos.
 El funcionamiento de este sistema se basa en la disposición de gobiernos y empresas de todo el mundo a cooperar con las fuerzas armadas, la industria armamentística y las instituciones de investigación militar de Israel.
 

2,300
Palestinos muertos durante el ataque israelí a Gaza en 2014

Las exportaciones de armas y equipamiento militar a Israel son usadas para prolongar la opresión del pueblo palestino y permitirle llevar a cabo crímenes de guerra.
 
Durante el período 2009-2018, está previsto que Estados Unidos proporcione ayuda militar a Israel por valor de 30 mil millones de dólares, ayuda que a su vez es utilizada para comprar armas y equipamiento a las compañías norteamericanas. Desde 2000, EE.UU. ha otorgado licencias para exportar cerca de 825 millones de armas, valuadas en alrededor de 10.500 millones de dólares.
 
Entre 2012 y 2013, los países de la Unión Europea otorgaron licencias de exportaciones militares a Israel por valor de 983 millones de euros (1.100 millones de dólares).
 
Prácticamente todas las principales compañías de armamento del mundo le venden a Israel, incluyendo BAE Systems, Raytheon, General Electric y Lockheed Martin.
Otras compañías internacionales como HP y G4S actúan como contratistas privados, asumiendo roles clave para ayudar a Israel a mantener su infraestructura militarista y de opresión racial. La compañía sudafricana Cape Gate provee el vallado utilizado en el Muro y las colonias ilegales de Israel.
 

30 mil mdd
ayuda militar a Israel entre 2009 y 2018

Las exportaciones militares israelíes totalizaron 7.500 millones de dólares en 2012, y en 2014 Israel fue el octavo exportador mundial de armas, lo cual es especialmente notable dado su tamaño relativo.
 
Las compras de armas y tecnología militar a Israel contribuyen a financiar su complejo industrial-militar y proporcionan una importante fuente de ingresos al Estado, ayudándolo a financiar la opresión del pueblo palestino.
 
Las empresas militares israelíes comercializan sus productos como "probados en el terreno"; eso quiere decir que están probados en los cuerpos palestinos.
 
Las compañías de armas israelíes se han jactado públicamente de la efectividad de sus flamantes tecnologías, algunas probadas por primera vez durante la masacre de Gaza en 2014.
 
El precio de las acciones de Elbit Systems (la compañía militar más grande de Israel) subió drásticamente durante el ataque de 2014 sobre Gaza.
 
Este uso de las agresiones y operaciones militares para probar y publicitar sus exportaciones militares constituye un poderoso incentivo financiero para continuar con la opresión y la violencia.
 

Israel inventó drones militares que utiliza regularmente en sus ataques contra la población de Gaza, y los ha usado para atacar deliberadamente a civiles.
Según el Centro Al Mezan (organización de derechos humanos de Gaza), entre 2000 y 2010 más de 1.000 personas fueron muertas en Gaza por drones militares israelíes.
 
Israel también está utilizando cada vez más los drones para la vigilancia en Cisjordania y Jerusalén. 
 
Compañías militares israelíes como Elbit Systems usan el territorio palestino ocupado como laboratorio para testear su tecnología de drones y luego publicitarlos en todo el mundo.
 
Desde 1985, el 61% de los drones del mundo han sido fabricados por Israel. El régimen israelí es un impulsor clave de la proliferación mundial de drones, así como del sentido de impunidad que los caracteriza.
 
Hoy en día los drones fabricados por las compañías israelíes son usados en conflictos armados de todo el mundo, y han sido comprados por más de una docena de países, incluyendo EE.UU., Canadá, Reino Unido, Rusia y Brasil.
 

61%
Desde 1985, Israel ha fabricado el 61% de los drones del mundo.

Israel no sólo oprime al pueblo palestino: está exportando su modelo despiadado de securitización y represión militarizada a todo el mundo.
Por ejemplo:

 

La compañía militar más grande de Israel, Elbit Systems, es un claro ejemplo de cómo las empresas militares israelíes juegan un papel clave en la violenta opresión del pueblo palestino.
Elbit Systems suministra y mantiene los sistemas de vigilancia del Muro y las colonias ilegales, así como los helicópteros de la policía israelí.
Los drones de Elbit han sido extensamente utilizados y “probados en el terreno” en cada uno de los tres últimos ataques de Israel contra Gaza.
Elbit también produce fósforo blanco, un arma ilegal según el derecho internacional. Israel ha sido criticado por usar fósforo blanco en los ataques contra la población palestina.
Elbit es también un claro ejemplo de cómo las compañías militares israelíes lucran con los crímenes de guerra contra el pueblo palestino. Después de la masacre de 2014 en Gaza, el precio de las acciones de Elbit subió drásticamente. 
Para más información sobre Elbit Systems, ver la hoja informativa de Stop the Wall.
Ver más información sobre otras compañías militares israelíes en nuestra hoja informativa sobre embargo militar.

Impacto

La campaña global por el embargo militar a Israel

En 2011, el Comité Nacional Palestino de BDS llamó a un embargo militar total sobre Israel.

El llamado exige poner fin a la ayuda militar y las exportaciones de armas a Israel, a la transferencia de armas y tecnología militar desde y hacia Israel, y a todas las formas de ayuda militar y de cooperación en investigación.

La organización Stop the Wall, integrante del Comité Nacional Palestino de BDS, está liderando una efectiva campaña internacional contra Elbit Systems, la compañía militar más grande de Israel.

 


Hitos

Bancos desinvierten de Elbit Systems

Más de una docena de bancos han retirado inversiones de Elbit Systems debido a su papel en la violencia militar israelí, y la compañía ha sido puesta en lista negra por muchas firmas de asesoría en inversión. El banco británico Barclays desinvirtió de Elbit Systems depués de que 1.7 millones de personas firmaran una petición en Avaaz.

 


Elbit pierde contratos

La participación de Elbit en el desarrollo de la industria de drones brasileña fue interrumpida a principios de 2016. Ya en 2014 el gobierno de Río Grande del Sur había puesto fin a un proyecto de investigación conjunta de gran escala con Elbit Systems. Las fábricas de la compañía han sido bloqueadas por activistas en muchas partes del mundo. Como resultado de campañas públicas, Elbit ha perdido contratos en Dinamarca y Francia.

Noruega se niega a venderle armas a Israel

El gobierno noruego tiene como política oficial no exportar armas a Israel. En 2010, incluso se negó a que se probara un submarino de una compañia alemana wue había sido fabricado en aguas israelíes. 

 


¡Actúa!

La maquinaria militar israelí depende de la cooperación y el intercambio comercial con gobiernos, compañías e instituciones de todo el mundo. Hacer campañas populares por el embargo militar es fundamental para terminar con la impunidad de Israel.


Corre la voz

La sociedad civil palestina ha llamado a un embargo militar total e inmediato sobre Israel. La campaña está empezando a tener impacto en las compañías militares israelíes, tales como Elbit Systems.
¡Ayúdanos a correr la voz!

Presiona a tu gobierno

Inicia una campaña para poner fin a la cooperación militar con Israel y para excluir de los contratos a las empresas militares israelíes.

Lleva el embargo militar a las calles

Organiza simulacros de checkpoints y crea conciencia sobre la represión israelí exigiendo un embargo militar inmediato.

Averigua

Presenta solicitudes basadas en el derecho a la información: pide a concejales o representantes que interroguen a los gobiernos locales o nacional sobre sus relaciones con el gobierno y las compañías militares israelíes.

Haz campaña por la desinversión

Los bancos y fondos de pensión de los cuales eres cliente pueden tener relaciones con las empresas militares israelíes o con corporaciones cómplices como G4S y HP. Presiónalos para que desinviertan.

En las universidades

Universidades de todo el mundo llevan a cabo investigaciones militares conjuntas con Israel o con compañías de armas que abastecen a los militares israelíes. ¡Haz campañas para que esas universidades corten sus lazos con la industria militar israelí!

Suma apoyos

Trabaja para que sindicatos, grupos sociales y partidos políticos apoyen la campaña por el embargo militar a Israel.

Protestas y acción directa

Enfócate en las fábricas de armas que son propiedad de compañías israelíes o que exportan armas a Israel, y en las ferias de armas donde Israel publicita su tecnología militar.

Medios de comunicación

La cooperación militar y de seguridad generalmente está fuera del debate público. ¡Hay que plantear el tema!

Gobiernos locales

Haz campaña para que los gobiernos locales se comprometan a no invertir ni colaborar con compañías militares israelíes o internacionales como G4S o HP, y para que presionen al gobierno central en ese sentido.