#LibertadParaMahmoud: Fuerzas de ocupación israelíes detienen al coordinador del BDS Mahmoud Nawajaa durante una redada nocturna

Ramallah ocupada, Julio 30 2020 - Al rededor de las 3:30 de la mañana, decenas de soldados de ocupación israelíes acompañados por perros, irrumpieron en la casa de Mahmoud Nawajaa, el Coordinador General del Comité Nacional Palestino BDS (BNC, por sus siglas en inglés), cerca de Ramallah, esposándolo, vendandole los ojos y separandolo de su esposa y sus tres hijos pequeños.

 

 

Mahmoud Nawajaa, de 34 años, nació en Yatta, en el sur de Hebrón, y tiene un máster en Relaciones Internacionales.

Al momento de ser detenido, Nawajaa le dijo a su esposa: "Cuida de los niños". Los dos hijos mayores de Mahmoud, de 7 y 9 años, gritaron desafiantes a los soldados que invadieron su hogar para arrestar a su padre. El hijo mayor dijo: “Dejen a mi papá. Salgan de aquí. Su perro no me asusta".

La Convención Internacional sobre la Represión y el Castigo del Crimen de Apartheid  reconoce que “la persecución, deprivación de libertad y derechos fundamentales de las organizaciones y personas que se openen al apartheid" constiyuye un acto inhumano cometido por quienes imponen un regimen de apartheid. 

El movimiento global y pacífico de boicot, desinversión y sanciones (BDS) fue lanzado en 2005 y respaldado por organizaciones de mujeres, asociaciones profesionales, comités de resistencia popular y otros grupos de la sociedad civil palestina. Hace un llamado para terminar con la ocupación y el régimen de apartheid israelí y para  que se cumplan los derechos estipulados por la ONU de la población palestina refugiada, desplazada por la fuerza desde 1948, para que pueda regresar a sus hogares.

En un comunicado reciente del BNC, valorando las decenas de opiniones de expertas/os de Derechos Humanos de la ONU que condenan el plan de anexión formal de Israel y lo califican como la cristalización del “apartheid del siglo 21”, Mahmoud Nawajaa expresó:

"Durante décadas, la inacción internacional y la complicidad han permitido a Israel violar las leyes de la ocupación, avanzar en su colonización del territorio palestino ocupado e imponer un régimen de apartheid consagrado en la propia legislación interna de Israel.

Frente a la anexión ilegal de Israel, su régimen de apartheid y su negación de nuestro derecho inalienable a la autodeterminación, es hora de que todos los Estados y las organizaciones internacionales cumplan con sus obligaciones legales mediante la adopción de medidas efectivas, incluidas sanciones".

En los últimos años, el movimiento BDS ha crecido en importancia a nivel global, su impacto ha llegado a los parlamentos de todo el mundo, desde Sudáfrica hasta el Congreso de EE. UU, a partidos políticos, a grandes sindicatos, iglesias, campus universitarios, movimientos por la  justicia racial y figuras culturales y artísticas de renombre. 

El gobierno de extrema derecha de Israel ha perseguido y asediado al movimiento BDS durante años, dedicando una gran cantidad de recursos financieros y humanos para su “guerra” contra este movimiento internacional, por el gran impacto estratégico que ha tenido BDS en la lucha por la libertad del pueblo Palestino. 

Omar Barghouti, cofundador del movimiento BDS, ha pedido presión internacional eficaz  para asegurar la liberación inmediata de Mahmoud Nawajaa: 

“Mahmoud es un destacado defensor de los derechos humanos palestino, muy apreciado en Palestina y en todo el mundo por su incansable y apasionada defensa de los derechos palestinos. Como joven líder de la sociedad civil, Mahmoud es un modelo a seguir para las personas palestinas, jóvenes y mayores, y una inspiración para las defensoras de los derechos del pueblo palestino en todas partes.

El régimen de ocupación militar de Israel, el colonialismo de asentamientos y el apartheid está tratando desesperadamente de aterrorizar a las activistas palestinas del movimiento BDS y a sus familias, después de no haber logrado frenar el crecimiento del movimiento. Hacemos un llamado a activistas del movimiento BDS en todo el mundo a fortalecer aún más las campañas de BDS para acabar con la impunidad de Israel.

A medida que Israel se convierte en un modelo a seguir para la extrema derecha racista y autoritaria, BDS se está convirtiendo en un componente clave de la ola progresista global que lucha por la justicia indígena, racial, económica, social, de género y climática.

Ya es hora de que los Estados no sólo defiendan a los y las palestinas y a otras defensoras de Derechos Humanos, como Mahmoud, sino que impongan sanciones legales y específicas para poner fin a los crímenes de guerra los crímenes contra la humanidad y todo el régimen de opresión a la población palestina indígena por parte de Israel. Sólo eso nos puede ayudar a alcanzar la libertad, la justicia y la igualdad.”

 

Campaign Area

Boicot económico

Visión general

El movimiento BDS está impulsando el boicot económico a Israel y desarrollando campañas efectivas contra compañías que participan en la opresión del pueblo palestino.
Muchas compañías internacionales apoyan y encubren las violaciones israelíes del derecho internacional, principalmente al operar en las colonias ilegales israelíes y al hacer contratos con el gobierno y el ejército israelíes.
 Las campañas de boicot han llevado a que grandes compañías –tales como Veolia y Orange– liquiden sus negocios y se retiren del todo de Israel, y a que una serie de inversores retiren sus fondos de compañías israelíes e internacionales.
La ONU, el Banco Mundial y otros expertos han dicho que el BDS está teniendo un impacto económico importante en Israel, y que ello podría aumentar a medida que el movimiento se desarrolle.
BDS

Resumen

El apoyo económico y corporativo al apartheid israelí

El boicot económico busca ejercer presión sobre Israel para que respete el derecho internacional, así como persuadir a las compañías privadas de poner fin a su complicidad con los crímenes de Israel.
La economía israelí es particularmente dependiente del comercio y la inversión exteriores, lo cual la hace especialmente susceptible al boicot económico internacional.
Muchas compañías internacionales, como G4S y HP, lucran ayudando a Israel a mantener su sistema de apartheid y su colonialismo de asentamientos.
Las campañas de desinversión y boicot contra esas compañías internacionales aumentan la presión sobre ellas para que pongan fin a su complicidad con la opresión del pueblo palestino.

Descubre más

Las relaciones de normalidad comercial le dan a Israel una luz verde para seguir violando el derecho internacional. También le proporcionan divisas que el gobierno utiliza para mantener su opresión sobre el pueblo palestino. La economía israelí es particularmente dependiente del comercio y la inversión exteriores, lo cual la hace especialmente susceptible al boicot económico internacional.

El movimiento BDS llama a boicotear todos los productos israelíes como forma de ejercer una presión económica sobre Israel. Para maximizar el impacto, enfocamos nuestros esfuerzos en un pequeño número de compañías y productos que están estrechamente vinculados a las violaciones israelíes del derecho internacional. Para más información, consulta nuestra página “Qué boicotear”. 
Muchas compañías israelíes tienen un rol directo en las violaciones del derecho internacional, lo cual significa que cualquier relación comercial con ellas es una forma de apoyo directo a la opresión del pueblo palestino.
 Por ejemplo, los exportadores israelíes de productos frescos tales como Mehadrin y Hadiklaim participan del robo de tierras palestinas. Por lo tanto, la compra de cualquiera de sus productos contribuye a financiar el desplazamiento forzado de la población palestina que lleva a cabo Israel. Del mismo modo, al pedir a los consumidores que no compren esos productos estamos haciendo campaña para que los comerciantes dejen de venderlos.

Las corporaciones internacionales juegan un papel clave para hacer posible el régimen israelí de apartheid y colonialismo de asentamientos. Le proporcionan equipamiento, servicios e infraestructura para oprimir al pueblo palestino. Por ejemplo:
G4S: proporciona servicios de seguridad y equipamiento al gobierno y al ejército israelíes, incluyendo las prisiones donde las y los presos políticos palestinos son sometidos a torturas.
Hewlett Packard: proporciona la tecnología que gestiona el sistema de identificación personal que Israel utiliza para restringir el movimiento de la población palestina.
Caterpillar: provee excavadoras blindadas y otros equipos usados para demoler las viviendas palestinas.
Las campañas de BDS contra compañías internacionales pueden tener un impacto real. Grandes compañías europeas como Veolia, Orange y CRH se han retirado del mercado israelí como resultado de campañas de alto perfil sobre su complicidad con los crímenes israelíes.

Desinversión es lo opuesto a inversión, y significa poner fin a las inversiones en determinada compañía.
 
La desinversión de compañías israelíes por parte de bancos y otras entidades –tales como fondos públicos de pensión e iglesias– es una forma de presionar económicamente a Israel para que cumpla con el derecho internacional.
 
La desinversión de compañías internacionales es una forma de presionarlas para que terminen con su complicidad. Los bancos y fondos de pensión europeos que desinvirtieron de Veolia tuvieron un papel importante en persuadir a la compañía de retirarse del mercado israelí, terminando así su participación en proyectos de infraestructura al servicio de las colonias ilegales.
 
Recientemente, varios bancos e inversores europeos importantes han empezado a desinvertir de los bancos israelíes, debido al rol clave que tienen en financiar las colonias ilegales israelíes y la ocupación del territorio palestino.

$170m
La Fundación Bill Gates vendió sus acciones en G4S con valor de $170m después de una campaña internacional de BDS

Impacto

¿Qué está pasando?

Las campañas populares de BDS están llevando a que grandes compañías e inversores cambien su actitud hacia Israel por su opresión del pueblo palestino.

Hitos

46%
La inversion extranjera directa cayó en 2014 comparada con 2013

Expertos informan sobre el impacto económico creciente del BDS

Según los autores de un informe de la ONU, el BDS fue un factor clave para que en 2014 la inversión extranjera directa en Israel cayera un 46% en comparación con 2013.
El Banco Mundial atribuyó parcialmente al boicot la caída de las importaciones palestinas de productos israelíes en un 24%.
Informes del gobierno israelí y de la Corporación Rand han predicho que el BDS podría costarle a la economía israelí miles de millones de dólares en los próximos años.

$20 mil millones
Veolia se retiró de Israel después de campañas BDS, costándole a la compañía 20 mil millones de dólares en contratos

Compañías internacionales se retiran de Israel

Grandes compañías europeas como Veolia, Orange y CRH se han retirado del mercado israelí como resultado de campañas de alto perfil sobre su complicidad con los crímenes israelíes.
 Veolia vendió sus negocios en Israel y puso fin a su participación en proyectos de infraestructura para las colonias ilegales después de que las campañas de boicot persuadieran a varios gobiernos locales de excluirla de licitaciones públicas por valor de unos 20 mil millones de dólares.

Grandes accionistas desinvierten

Inversores institucionales tales como la Iglesia Presbiteriana de EE.UU. y la Iglesia Metodista Unida, el fondo de pensión holandés PGGM y los gobiernos de Noruega, Luxemburgo y Nueva Zelanda han retirado inversiones de compañías cómplices de las violaciones israelíes del derecho internacional. Grandes bancos privados europeos, incluyendo Nordea y Danske Bank, así como acaudalados empresarios como George Soros y Bill Gates, también desinvirtieron en empresas que son blanco del BDS.

Impacto sobre las compañías israelíes

Las campañas de BDS han tenido serios impactos sobre las compañías israelíes. Carmel Agrexco, la mayor exportadora de productos agrícolas, entró en liquidación después de que una enorme campaña de boicot contra la compañía empujó a los agricultores israelíes a exportar sus productos a través de otras compañías.

SodaStream fue forzada a cerrar sus operaciones en una colonia ilegal israelí después de que la campaña de boicot llevó a muchos comercios a retirar sus productos de las estanterías. SodaStream todavía es objeto de boicot por su rol actual en la limpieza étnica de las comunidades palestinas en el desierto del Naqab (Negev).

¡Actúa!

Un factor clave del movimiento BDS son las campañas creativas y dinámicas contra los criminales corporativos que apoyan y encubren al apartheid israelí. Grandes corporaciones como Orange y Veolia han sido persuadidas de retirarse del mercado israelí, y el BDS está teniendo un impacto económico real. ¡Participa ahora!

¡Actúa!

¡Haz boicot a productos israelíes!

Los boicots hechos por los consumidores están convenciendo a las tiendas de autoservicio en el mundo de dejar de vender productos de compañías que lucran con los crímenes de Israel. Muchos exportadores israelíes se quejan de que cada vez es más difícil para ellos exportar sus productos.
Descubre qué productos boicotear

Busca más información

El sitio web Who Profits y el sitio Investigate del AFSC ofrecen información detallada sobre las compañías involucradas en el régimen israelí de apartheid y colonialismo. Puedes consultar ambos sitios para buscar las compañías cómplices que operan o tienen sedes en tu país.
Visita WhoProfits.org

Join an international campaign against a complicit company

Palestinian BDS National Committee and its network of partners across the world run international campaigns against some of the biggest corporate abusers of Palestinian rights. Head over to our Campaigns Hub to find out about our active campaigns and how you can get involved.
Visita la sección de Campañas

Empieza una campaña local

Muchas de las compañías cómplices que son objetivo del movimiento BDS operan globalmente. Por ejemplo, G4S –objeto de boicot por su rol en el sistema de prisiones de Israel– proporciona servicios de seguridad a gobiernos, universidades y otras entidades públicas en todo el mundo. Esto nos ofrece la oportunidad de construir campañas locales fuertes desde la base. Consulta nuestra guía para iniciar una campaña local para tener más ideas sobre cómo empezar.

Pídele a tu banco o fondo de pensión que desinvierta

Casi todos los bancos y fondos de pensión tienen inversiones en compañías israelíes o internacionales cómplices del apartheid y el colonialismo israelíes. Ponte en contacto con tu banco o fondo de pensión y pregúntales en qué compañías están invirtiendo.

Haz campañas de desinversión

Muchos organismos públicos que deberían rendirnos cuentas, tales como universidades, gobiernos y administraciones municipales invierten en Israel y en compañías internacionales cómplices. Consulta nuestra guía para iniciar una campaña local para conocer más ideas sobre cómo hacer para que un organismo público desinvierta.

Asegúrate de que no estás invirtiendo en ninguna compañía israelí o cómplice

Las personas que tienen inversiones privadas pueden consultar el sitio web Investigate para saber si están invirtiendo en compañías que son objeto del movimiento BDS. Te invitamos a deshacerte de las acciones que tengas en compañías israelíes o internacionales cómplices de los crímenes de Israel.
Visita la página Investigate