Campaña Mundial

Tarjeta roja a Israel

Visión de conjunto

Israel impide al pueblo palestino jugar al fútbol.

Los jugadores palestinos son atacados, encarcelados y asesinados de forma rutinaria. A los jugadores se les niega la libertad de movimiento para asistir a sus propios partidos. Los estadios palestinos han sido bombardeados y destruidos. Israel incluso impide la importación de equipos deportivos y el desarrollo de instalaciones futbolísticas.

El racismo contra la población palestina está institucionalizado en el fútbol israelí; desde las ligas de fútbol juveniles segregadas hasta el odio anti-palestino manifestado por los clubes de aficionados, −que queda impune habitualmente−.

Además, siete clubes israelíes cuya sede está en colonias ilegales pueden jugar en la liga oficial de la Asociación de Fútbol Israelí (IFA), lo que convierte a la FIFA, como organismo rector del fútbol, en cómplice de las violaciones al Derecho Internacional.

Pero la FIFA ha mirado para otro lado y se ha negado a actuar. Esta campaña pretende suspender a Israel de la FIFA y de otros foros internacionales hasta que ponga fin a sus ataques contra el fútbol palestino.


BDS

¿Por qué?

Israel destruye deliberadamente los estadios de fútbol y detiene a los jugadores palestinos. Restringe su libertad de movimiento, prohibiendo a las y los atletas palestinos de Cisjordania ocupada entrenar con sus homólogos de la Franja de Gaza, y les somete a interrogatorios en los puestos de control cuando viajan a través de Cisjordania o al extranjero para participar en competiciones internacionales. Las fuerzas israelíes han disparado con munición real a los pies de futbolistas palestinos adolescentes.

Mientras tanto, Israel permite que siete clubes con sede en sus colonias ilegales jueguen en la  IFA, su liga nacional. La FIFA, el organismo rector del fútbol mundial, no ha tomado medidas contra la IFA por incluir a estos clubes asentados en territorios ocupados ilegalmente. Al no actuar, la FIFA permite que Israel utilice “el juego bonito” para encubrir el desplazamiento forzado de la población palestina; también viola sus propias reglas, que prohíben a las asociaciones miembro jugar en el territorio de otra asociación miembro sin el permiso de esta última. La FIFA, así como se negó a reconocer a las asociaciones de fútbol de Chipre del Norte y de Crimea por razones similares, ahora debe ser coherente con sus propias directrices y aplicarlas a la IFA.


Descubre más

Los palestinos se han quejado durante mucho tiempo ante la FIFA de los ataques israelíes contra sus jugadores, incluyendo la detención y la tortura, la denegación de permisos de circulación y el bombardeo de estadios de fútbol, además de las rutinarias prohibiciones de importación de equipamiento deportivo.
El muro ilegal de Israel, los asentamientos coloniales, así como su política de bloqueo, toque de queda y cierre de carreteras han obstaculizado sistemáticamente la práctica de deportes de la población palestina, y han impedido a sus atletas un entrenamiento regular y la participación en partidos y torneos, tanto en el país como en el extranjero.
Además, Israel sistemáticamente impide viajar a los equipos palestinos, y niega la entrada de atletas internacionales al territorio palestino ocupado.
Durante el ataque de 22 días contra Gaza en 2008-2009, tres miembros de la selección nacional de fútbol palestina fueron asesinados por las fuerzas israelíes. Israel arresta rutinariamente a jugadores palestinos antes de los partidos. En 2012 demolió un centro comunitario en Silwan (Jerusalén Este) que prestaba servicios a dos cuadros de fútbol y a 300 niños y niñas.
Además, muchos futbolistas palestinos se han visto obligados a terminar sus carreras deportivas tras ser baleados en las piernas por las fuerzas israelíes.

El estadio al-Zeitoun en Gaza, bombardeado por Israel en el verano de 2014 y fotografiado en octubre de 2014. (Mohammed Asad)

Los clubes de fútbol israelíes aplican políticas racistas contra los palestinos. La IFA no ha encarado ni sancionado a los equipos miembro por tolerar y perpetuar estos comportamientos. A continuación se presentan algunos ejemplos de estas prácticas discriminatorias.
El entrenador del club israelí Beitar Jerusalem, Guy Levi, dijo que jamás tendrá a un ciudadano palestino de Israel en su equipo, señalando: “Incluso si hubiera un jugador que encajara profesionalmente, yo no lo dejaría entrar”. 
Los hinchas del club han atacado frecuentemente a personas palestinas, y fueron vistos gritando “muerte a los árabes” en partidos contra equipos palestinos. Amit Ben Shushan, jugador de fútbol del Beitar Jerusalem, también cantó con el público “Yo odio a los árabes” cuando ganaron la Copa de Israel en 2009.
La IFA dirige ligas juveniles segregadas basadas en el origen nacional, lo que impide que jóvenes palestinos e israelíes jueguen juntos.

Los seguidores del Beitar Jerusalem despliegan una manta declarando al club ser "por siempre puro" racialmente (Screenshot: Youtube)

Mientras detiene a jugadores palestinos y destruye deliberadamente sus estadios de fútbol, Israel permite que siete clubes asentados en colonias ilegales jueguen en su liga nacional.
Las colonias israelíes son ilegales según el Derecho Internacional Humanitario. El Relator Especial de la ONU sobre el Deporte para el Desarrollo y la Paz, 66 miembros del Parlamento Europeo, 30 miembros del Parlamento suizo, más de 40 miembros del Parlamento danés, 38 miembros de la Cámara de los Comunes del Reino Unido, organizaciones de la sociedad civil, aficionados al fútbol y Human Rights Watch han instado a la FIFA a resolver la cuestión de los clubes de las colonias.
Un informe de abril de 2016, encargado por la FIFA y redactado por John Ruggie, hace recomendaciones para que la FIFA implemente los Principios Rectores de Naciones Unidas sobre Empresas y Derechos Humanos (UNGP) en todas sus actividades, subrayando las responsabilidades de las empresas en materia de derechos humanos. Esto incluye excluir los clubes de las colonias israelíes o suspender a la IFA de la FIFA.
Human Rights Watch ha documentado las graves consecuencias de las colonias israelíes, señalando: “están ubicadas en tierras que han sido tomadas ilegalmente de la población palestina; explotan recursos naturales que pertenecen a las comunidades palestinas pero que se asignan de manera discriminatoria a favor de las colonias israelíes; y forman parte de un régimen discriminatorio que privilegia a las empresas israelíes mientras que bloquea el desarrollo de las empresas, las instituciones sociales y culturales y la infraestructura palestinas.”
Otro informe de HRW sobre los clubes de las colonias israelíes pone de relieve el apoyo que brinda la IFA para la sostenibilidad de las colonias, a pesar de que violan los tratados internacionales. En consecuencia, la IFA “desarrolla una actividad empresarial que apoya la colonización. Los clubes de fútbol de las colonias proporcionan empleo a tiempo parcial y servicios recreativos a la población colona, haciendo que sus asentamientos sean más sostenibles, y apuntalando así un sistema que existe mediante graves violaciones de los derechos humanos".

Campo de fútbol en la colonia ilegal israelí Givat Ze’ev (Human Rights Watch)

Impacto

Funcionarios de la ONU, legisladores, futbolistas, íconos culturales, organizaciones internacionales de derechos humanos y movimientos sociales han pedido que el fútbol mundial sancione a Israel por sus violaciones generalizadas a los derechos humanos palestinos.


Hitos

Relator de la ONU insta a que se resuelva el problema de los clubes de las colonias israelíes

En 2016, un experto de la ONU escribió a la FIFA reiterando que considera que las colonias israelíes −y por extensión los clubes de fútbol que juegan en ellas− “no tienen validez” y son “ilegales según el Derecho Internacional”.


Figuras públicas instan a la FIFA a suspender a la Asociación de Fútbol Israelí

Reconocidas figuras como Ken Loach, Bob Russell, Ahdaf Soueif y el difunto John Berger, han escrito una carta abierta en la que piden a la FIFA que suspenda a la IFA.


Futbolistas condenan la celebración de eventos deportivos en Israel

En 2012, en el más mayor boicot deportivo, los futbolistas condenaron los planes israelíes de organizar el Campeonato Sub-21 de la Unión de Asociaciones Europeas de Fútbol (UEFA) en Israel. El entrenador de la selección nacional de Noruega, Egil Olsen, apoya el boicot cultural y deportivo a Israel.


174
174 CLUBES DEPORTIVOS PALESTINOS INSTAN A LA FIFA A SUSPENDER A LA ASOCIACIÓN DE FÚTBOL ISRAELÍ

Los clubes deportivos palestinos hacen un llamamiento a la acción

174 clubes deportivos palestinos han escrito una carta en la que piden a la FIFA que suspenda a la Federación de Fútbol de Israel.


Movilizaciones de masas

Organizaciones que representan a millones de personas instaron a la FIFA a expulsar a los clubes israelíes de las colonias.


¡Actúa!

Israel utiliza el deporte y el “juego bonito” en sus esfuerzos por mejorar su imagen, al tiempo que viola los derechos de las y los atletas palestinos. Las campañas populares de base pueden sensibilizar a los aficionados al fútbol sobre las condiciones que enfrentan los deportes palestinos, y ejercer presión sobre el fútbol mundial para que obligue a Israel a rendir cuentas. 


Corre la voz

Las organizaciones de la sociedad civil y las asociaciones deportivas palestinas piden que se boicotee al fútbol israelí hasta que respete los derechos palestinos. ¡Ayúdanos a correr la voz!

Dile a Adidas: No hay juego limpio en tierra robada

Únete a la campaña #AdidasJuegoLimpio firmando la petición que exhorta al gigante alemán de ropa deportiva a poner fin a su patrocinio de la IFA, debido a que esta federación acepta a clubes asentados en colonias ilegales construidas en tierras palestinas robadas. A Adidas le importa mucho su marca; porque si su marca es dañada, su negocio se ve perjudicado. Mostrémosle a Adidas que sus clientes leales de todo el mundo dejarán de confiar y comprar sus productos si no pone fin a su complicidad con las violaciones de los derechos humanos.


DILE A ADIDAS: NO HAY JUEGO LIMPIO EN TIERRAS ROBADAS

Insta a las asociaciones de fútbol y a los futbolistas a sumarse

Exhorta a la asociación nacional de fútbol de tu país y a sus futbolistas a que respeten el Derecho Internacional y los estatutos de la FIFA. Ayuda a reunir más firmas del mundo del fútbol para que se comprometan a boicotear los partidos amistosos con Israel y a los clubes israelíes, enviando así el mensaje de que ya no es posible hacer “business as usual” mientras Israel siga atacando al fútbol palestino. Para más información sobre cómo unirte a este esfuerzo, por favor contacta a PACBI.


Insta a las asociaciones locales de fútbol a que apoyen los deportes palestinos

Haz campaña para que las asociaciones locales de fútbol y de otros deportes apoyen a sus colegas de Palestina. Informa y sensibiliza a los equipos deportivos locales y a los clubes de aficionados sobre las condiciones que enfrentan las y los atletas y los deportes en Palestina.