Declaración PACBI

Aplicar el boicot académico: individuos versus instituciones

November 8, 2009

Columna de la PACBI para el Boletín de BRICUP [British Committe for The Universities of Palestine, Comité Británico para las Universidades Palestinas]

Noviembre 2009

Hemos compartido con las y los lectores del Boletín de BRICUP las directrices que acaba de publicar la PACBI para el boicot académico y cultural a Israel [1]. Nos alienta el correo constante que hemos recibido en los últimos meses de académicos, artistas y activistas de todo el mundo que contactan con nosotros para asegurarse de que la aplicación del boicot en sus entornos particulares está en consonancia con nuestras directrices.

Si bien la aplicación del boicot cultural de Israel a veces puede prestarse a equívocos debido a que la actividad artística no se limita a los ámbitos institucionales (y PACBI pide un boicot institucional), creemos que la situación es mucho más clara cuando se trata de practicar el boicot académico.

A continuación ofrecemos algunas recomendaciones en respuesta a consultas de académicos sobre la asistencia a conferencias celebradas en o patrocinadas por instituciones académicas israelíes. Como el llamamiento al boicot palestino está orientado a lo institucional se ha producido la percepción errónea de que únicamente se han de adherir las instituciones. Siguiendo esta lógica, cuando los académicos participan en conferencias en Israel a título individual y no en representación de sus universidades o instituciones no rompen el boicot. En aras de ser precisos, aclaramos que al promover el boicot institucional nos referimos a que todas las instituciones israelíes son objetivo del boicot, y a que el llamamiento a practicarlo va dirigido tanto a las instituciones como a los académicos a título individual.

La PACBI cree que aún no se ha alcanzado al punto crítico en que las instituciones y los organismos académicos internacionales boicoteen a Israel y se abstengan de cooperar con las instituciones israelíes. A pesar de ello, creemos que el éxito del boicot académico depende de la coherencia y de los principios de los académicos a los que se les presenta la oportunidad o se les invita a asistir a conferencias organizadas por instituciones académicas israelíes. Para nosotros no hay duda de que tales oportunidades e invitaciones deben ser rechazadas.

Reiteramos que la PACBI aboga por un boicot a las instituciones académicas y culturales israelíes basándose en la premisa de que son cómplices del sistema de dominación que niega al pueblo palestino sus derechos básicos reconocidos en el derecho internacional. Esta posición se acoge al llamamiento autorizado del Consejo Palestino para la Educación Superior “a no cooperar en los campos científico y tecnológico entre las universidades palestinas e israelíes”. Las instituciones académicas israelíes en particular forman parte del andamiaje ideológico e institucional del proyecto colonial sionista en Palestina, y como tales están sólidamente implicadas en el mantenimiento de las estructuras de dominación del pueblo palestino. Desde su fundación, el mundo académico israelí ha colaborado con el establishment político-militar hegemónico en Israel, y a pesar de los esfuerzos de unos cuantos académicos con principios sigue actuando según lo establecido en apoyo del statu quo.

Cuando los académicos internacionales asisten a conferencias en Israel legitiman –deliberadamente o no– el proyecto colonial israelí; avalan a las universidades israelíes como miembro normal de la academia internacional, y validan el estigma que mancilla al sector académico israelí. El mensaje que envían estos académicos es que las instituciones académicas israelíes pueden seguir gozando de reconocimiento, legitimidad y aprobación por parte de los académicos de todo el mundo, o acceder sin trabas a fondos de investigación y otras ayudas materiales. En realidad, y a juzgar por la espectacular incidencia del respaldo al BDS en todo el mundo, creemos que la aceptación acrítica de que el mundo universitario israelí es una institución neutral y honorable ya se ha puesto en cuestión. Cada vez son más las y los académicos íntegros que toman conciencia de que hay que retirarle el “visto bueno” y unirse al boicot académico.

Insistimos en que, como norma general, prácticamente todas las instituciones académicas israelíes, a menos que se demuestre lo contrario, son cómplices en el mantenimiento del apartheid y la dominación colonial israelíes, bien por guardar silencio, por justificarlos, por encubrir o desviar deliberadamente la atención de las violaciones del derecho internacional y los derechos humanos cometidas por Israel, o incluso por su directa colaboración con organismos estatales en el diseño y la perpetración de tales violaciones. En consecuencia, estas instituciones, todas sus actividades y todas las iniciativas que patrocinan o respaldan deben ser boicoteados.

Confiamos en el sentido de la justicia de nuestros compañeros internacionales para hacer lo correcto: boicotear al sector académico israelí y todas sus actividades y proyectos.

Nota:

1. Directrices de la PACBI para aplicar el boicot cultural internacional a Israel

November 8, 2009
/

Compartir

Mantente al día

Suscríbete para recibir, noticias, actualizaciones de campaña, alertas de acción y campañas de recolección de fondos

No compartiremos tu información con nadie más siguiendo nuestra política de privacidad. Por supuesto puedes desinscribirte cuando lo desees.