Celebramos la resolución de la Corte Penal Internacional sobre su jurisdicción para investigar los crímenes del apartheid israelí

Frente a la favorable resolución de la Corte Penal Internacional (CPI), hacemos un llamado a no dejarse amedrentar ante la presión de Israel y sus aliados, e implementar inmediatamente la investigación de los crímenes de lesa humanidad del régimen de Israel.

Actualización

Nuestra opinión sobre Ben & Jerry's

Tras la decisión de Ben & Jerry's, políticos israelíes y algunos funcionarios estadounidenses comenzaron una guerra legal y política contra la empresa para suprimir su apoyo a la libertad del pueblo palestino y silenciar a cualquiera que se manifieste contra la injusticia israelí.

El 19 de julio, la directiva de Ben & Jerry's informó públicamente que la empresa estadounidense miembro del conglomerado Unilever, no renovaría su acuerdo de licencia en Israel cuando expire a finales de 2022, lo que significa que no se venderán ni fabricarán helados Ben & Jerry's en Israel o en sus asentamientos ilegales. 

"Creemos que es incompatible con nuestros valores que los helados de Ben & Jerry's se vendan en los Territorios Palestinos Ocupados", decía el comunicado del consejo de administración independiente de Ben & Jerry’s.

Seguida a esta declaración emanada directamente desde Ben & Jerry’s, la empresa Matriz Unilever, relativizó la decisión de la compañía de helados, señalando que: 

"Aunque Ben & Jerry's ya no se venderá en el Territorio Palestino Ocupado (TPO), permaneceremos en Israel a través de un acuerdo diferente. Compartiremos una actualización sobre esto tan pronto como estemos listos".

Ante esta declaración de Unilever, el consejo de administración independiente de Ben & Jerry's, señaló que dicha declaración que hace referencia a la continuación de los negocios en Israel "a través de un acuerdo diferente" se publicó sin su aprobación, aún cuando el consejo de administración independiente tiene toda la autoridad para tomar decisiones vinculadas a la misión social de la marca.

Israel trata sus asentamientos ilegales como parte del Estado y lo codifica en la ley. El sistema de apartheid de Israel se refleja claramente en la Ley racista del Estado-Nación, que niega al pueblo palestino su derecho a la autodeterminación, a pesar de ser el pueblo originario del territorio. 

La realidad es innegable: Israel gobierna la vida de todas las personas que viven entre el río Jordán y el mar Mediterráneo, y le niega sus derechos a la población Palestina. Los palestinos y palestinas viven bajo el bloqueo, la ocupación y el apartheid. Y ninguna empresa debería beneficiarse del apartheid y del colonialismo. 

Tras la decisión de Ben & Jerry's, políticos israelíes y algunos funcionarios estadounidenses comenzaron una guerra legal y política contra la empresa para suprimir su apoyo a la libertad del pueblo palestino y silenciar a cualquiera que se manifieste contra la injusticia israelí. 

El gobierno israelí está movilizando su propaganda y su poder de presión para pisotear los derechos constitucionalmente protegidos de los estadounidenses porque una empresa de helados se atrevió a dar un paso valiente y de principios para poner fin a la complicidad con la ocupación y las violaciones de los Derechos Humanos de Israel. 

La respuesta de los grupos sionistas anti palestinos ante la decisión ética de Ben & Jerry’s  ha sido despiadada, incluyendo amenazas de violencia y ataques racistas y misóginos contra la presidenta de la junta directiva de Ben & Jerry's, Anuradha Mittal. 

El movimiento por la libertad de la sociedad Palestina, conoce muy bien esta represión e intimidación dirigida por Israel; tanto el pueblo palestino como sus defensores, se han enfrentado durante mucho tiempo a la censura, la persecución y las repercusiones legales por defender la liberación de Palestina.

La represión del derecho a apoyar la libertad de Palestina está vinculada a ataques más amplios contra la disidencia, tanto en Estados Unidos como en el resto del mundo. En respuesta al aumento de las protestas y la desobediencia civil -desde la lucha liderada por los negros contra la violencia policial y el racismo sistémico hasta la lucha indígena por la justicia climática en Standing Rock-, los estados de Estados Unidos están promulgando nuevas leyes draconianas contra las protestas. Nuestros movimientos tienen derecho a protestar y nos negamos a ser silenciados. 

Debemos seguir elevando el llamado de libertad de la sociedad civil palestina y exigir un mundo libre de toda opresión. 

Actúa para promover el llamado de justicia del pueblo palestino y proteger el derecho a la protesta:

  1. Expresa tu apoyo a la decisión del consejo de administración de Ben & Jerry's, insta a Unilever a que mantenga y apoye públicamente la decisión y a Anuradha Mittal, presidenta del consejo de Ben & Jerry’s. Pide a otras empresas que sigan su ejemplo.

  2. Organícese contra la avalancha de proyectos de ley federales y estatales inconstitucionales que restringen los derechos de la Primera Enmienda a protestar y boicotear. Póngase en contacto con sus representantes para que rechacen la ley S. 2119 y conecte con los grupos de su estado aquí.  

  3. Aprende a apoyar o conectar con las campañas de BDS existentes aquí

  4. Apoye a los palestinos sobre el terreno que están siendo perseguidos por protestar contra la ocupación de Israel, el colonialismo y el apartheid.


Compartir

Mantente al día

Suscríbete para recibir, noticias, actualizaciones de campaña, alertas de acción y campañas de recolección de fondos

Subscribe Now