Celebramos la resolución de la Corte Penal Internacional sobre su jurisdicción para investigar los crímenes del apartheid israelí

Frente a la favorable resolución de la Corte Penal Internacional (CPI), hacemos un llamado a no dejarse amedrentar ante la presión de Israel y sus aliados, e implementar inmediatamente la investigación de los crímenes de lesa humanidad del régimen de Israel.

Campaña Mundial

¡CAF bájate del tren de apartheid de Israel!

Visión general

En agosto del 2019, un consorcio de empresas liderado por la empresa vasca de ferrocarriles CAF y la empresa constructora israelí Shapir fue seleccionado por el Ministerio de Finanzas israelí para llevar a cabo la expansión de la red de tren que conecta las colonias ilegales en territorio palestino ocupado, conocido como el tren ligero de Jerusalén (JLR por sus siglas en inglés Jerusalem Light Rail).

Los asentamientos israelíes se consideran un crimen de guerra bajo el estatuto de Roma del Tribunal Penal Internacional.

Además, Shapir que está en el consorcio con CAF para expandir la JLR, está listado en la base de datos de la ONU de empresas que son cómplices con los asentamientos ilegales de Israel.

El proyecto JLR quebranta el derecho internacional porque fortalece el control de Israel sobre tierra palestina ocupada incluyendo Jerusalén Este. Con su participación, CAF está contribuyendo a las graves violaciones israelíes del derecho internacional y de los derechos humanos palestinos.

CAF y Shapir se adjudicaron el contrato por valor de 1.800 millones de dólares para ampliar la red de ferrocarril a más asentamientos, en Jerusalén Este sobre todo, y para reforzar los enlaces de transporte entre los asentamientos y Jerusalén Oeste.

 

BDS

¡CAF bájate del tren de apartheid de Israel!

¿Por qué?

¿POR QUÉ ESTA CAMPAÑA?

Israel solo puede mantener su régimen de ocupación, colonización y apartheid hacia el pueblo palestino gracias a la complicidad internacional. Las empresas juegan un papel fundamental en este sentido.

El proyecto JLR es tan burdamente ilegal que otras empresas multinacionales, como Alstom, Siemens, Systra, Bombardier o Macquarie, que participaron en la fase inicial de la licitación se retiraron quedando solo dos consorcios en la fase del concurso.

La empresa francesa Veolia se vió obligada a retirarse del mismo proyecto ilegal de JLR en 2015 después de perder miles de millones de dólares en negocios internacionales como resultado de una campaña sostenida de BDS en Europa, EEUU y varios países árabes.

La revista israelí de negocios Globes sostuvo, como era de prever, que las demás empresas “no se retiraron del proceso por motivos políticos pero reconoció que, “para la mayoría de empresas internacionales de transporte y construcción, operar en Jerusalén queda ‘fuera de los límites de lo aceptable”.

Con su participación en este proyecto CAF está también violando su propio código de conducta, que establece que “toda actuación de CAF y de las personas que la integran guardarán un respeto escrupuloso a las leyes, a los derechos humanos y a las libertades públicas”. El gobierno de la Comunidad Autónoma Vasca tiene acciones en CAF y debería asegurar que el dinero público no vaya a apoyar la ocupación ilegal israelí del territorio palestino.

La implicación de empresas en los crímenes del régimen israelí de ocupación y apartheid no es solamente moralmente condenable y un riesgo legal. Sino que puede acarrear un impacto negativo para los negocios.

Descubre más

El barrio palestino de Issawiya en Jerusalén Este palestino se ubica al borde del asentamiento ilegal israelí de Giv’at Shapira, la primera parada en la nueva línea que va a construir CAF.

Para la construcción de Giv’at Shapira y una parte de la Universidad Hebrea de Jerusalén, Israel anexionó tierras de residentes de Issawiya y de otros pueblos, demolió sus casas y expulsó a las familias.

Israel mantiene una campaña de hostigamiento contra Issawiya, cerrando las entradas para sitiar el barrio y restringiendo fuertemente la libertad de movimiento.

El ejército israelí irrumpe en Issawiya de manera constante, invade los hogares palestinos, arresta personas sin cargos y destruye casas familiares, en contra del derecho internacional.

CAF contribuirá a la intensificación de la represión israelí de personas palestinas en barrios de Jerusalén Este incluyendo Issawiya de la misma manera que Alstom y Veolia contribuyeron a la represión israelí en el barrio de Shu’afat.

Al otro extremo de la línea que está programado que se construya por CAF se sitúa el asentamiento ilegal israelí de Gilo. Este asentamiento se erige sobre tierras robadas de los barrios de Beit Safafa, Sharafat y al-Walaja junto con la ciudad de Belén y la vecina Beit Jala.

Israel construyó el asentamiento de Gilo para separar la población palestina de Belén de su capital Jerusalén y para anexionarse de manera ilegal tierra dentro del término municipal (como así lo define Israel) de Jerusalén.

El muro de apartheid que construyó Israel para anexionar Gilo convirtió Belén y al-Walaja en guettos y dañó económicamente todas esas zonas que hasta entonces tenían lazos económicos, culturales, sociales y políticos con el Jerusalén palestino.

CAF estará construyendo el tren ligero de Jerusalén sobre tierra robada a personas palestinas y favoreciendo la libertad de movimiento de colonos ilegales israelíes por encima de los derechos humanos y  la libertad fundamental de la población palestina.

CAF Jerusalemgo tren arina palestinarrei lapurtutako lur gainean eraikitzen ariko da, eta legez kanpoko kolono israeldarren mugitzeko askatasuna lagunduko du biztanle palestinarren giza eskubideen eta oinarrizko askatasunaren gainetik.

Hitos

2021

Junio:

Más de 200 académicos, personal y estudiantes de la Universidad de Coventry escribieron a la universidad, donde tiene su sede la sucursal de CAF en el Reino Unido, para instar a CAF a que ponga fin a su participación en la operación del tren ligero ilegal de Jerusalén. La carta pide a la universidad que ponga fin a todas las relaciones comerciales con CAF si no sale del tren ligero ilegal de Jerusalén.

El Cairo Institute for Human Rights pidió al Pacto Mundial de la ONU que excluya a CAF debido a su complicidad en violaciones de derechos humanos.

Varias diputadas del parlamento español pidieron a CAF que pusiera fin a sus actividades en el Tren Ligero ilegal de Jerusalén. Estos incluyeron: Maria Dantas de Esquerra Republicana de Catalunya, Carles Riera de Candidatura d'Unitat Popular, Anton Gomez-Reino de Podemos, Lucía Muñoz Dalda de Podemos, Roberto Uriarte de Podemos y Enrique Santiago, Secretario General del Partido Comunista de España que es también diputado de Podemos.

Aunque la Junta de Accionistas se realizó online, decenas de activistas se manifestaron frente a la sede de CAF en Beasain en Euskal Herria con una enorme pancarta que decía "Israel mata, CAF es cómplice". También se extendió desde el puente sobre el río del pueblo una gran pancarta que decía "Raíles de sangre: CAF deja de ayudar al apartheid".

 

Mayo:

El periódico Gara publicó una carta de activistas israelíes progresistas al Consejo de Administración de CAF instándolos a poner fin a la complicidad de la empresa en la colonización israelí de tierras palestinas.

Amnistía Internacional España envió una carta a los accionistas de CAF instándolos a poner fin a las violaciones de CAF al derecho internacional humanitario y los derechos humanos del pueblo palestino y a abandonar sus negocios con el ilegal JLR de Israel. Tras la carta de Amnistía, más de 7.000 personas se pusieron en contacto con los accionistas con la misma demanda. Cientos de personas también escribieron a Arantxa Tapia y María Ainhoa ​​Ondarzabal Izaguirre, miembros del Gobierno Vasco que tiene acciones en CAF.

El Comité de Solidaridad con la Causa Árabe (CSCA) presentó una denuncia contra CAF y Shapir  a los Puntos de Contacto Nacionales de España e Israel encargados de promover las Directrices de la OCDE por sus violaciones de las Directrices de la OCDE para Empresas Multinacionales. 

Norwegian Oil Fund anunció que ha desinvertido de dos empresas israelíes, una de ellas Shapir, socia de CAF en el JLR, "debido al riesgo inaceptable de que las empresas contribuyan a violaciones sistemáticas de los derechos de las personas en situaciones de guerra o conflicto". El Norwegian Oil Fund actualmente posee el tres por ciento de las acciones de CAF.

 

Abril:

Miembros de la coalición “CAF: bájate del tren del apartheid de Israel” intervinieron en la Comisión de Desarrollo Económico del Parlamento de Navarra y en la Comisión de Asuntos Exteriores y Europeos del Gobierno Vasco exigiendo que CAF salga del proyecto ilegal del  JLR. Fayrouz Sharqawi, directora de Grassroots Al-Quds y David Bondia, profesor de derecho internacional en la Universidad de Barcelona también hablaron como parte de la intervención de la coalición. Las ponentes recordaron al parlamento su responsabilidad de impedir que CAF se beneficie de las violaciones de derechos humanos.

 

Marzo:

En conmemoración del Día de la Tierra Palestina, se llevaron a cabo numerosos eventos en toda Europa para denunciar la participación de CAF en el apartheid israelí. La Federación General de Sindicatos Independientes - Palestina y la Nueva Federación Palestina de Sindicatos escribieron una carta a las instituciones públicas en Europa pidiendo excluir a CAF de los contratos públicos. Se llevaron a cabo protestas en Oslo, Zaragoza, París y Saint Ettiene exigiendo que CAF saliera del proyecto ilegal del Tren Ligero de Jerusalén. En el País Vasco, se llevaron a cabo grandes movilizaciones en el Día de la Tierra Palestina que fueron apoyadas por los principales sindicatos en protesta por la complicidad de CAF y las instituciones vascas con el apartheid israelí. Estas movilizaciones tuvieron lugar en Iruña, Donostia, Bilbao y Gasteiz.

 

Febrero:

Más de 6.000 personas escribieron a Norske Tog, la empresa pública de trenes noruega, para instarles a excluir a CAF de los contratos públicos debido a su papel en el JLR, después de que CAF presentara una oferta para una licitación pública de Norske Tog.

2020

Diciembre:

31 Organizaciones, redes y sindicatos de derechos humanos palestinos y europeos exigen que la empresa vasca CAF sea incluida en la base de datos de la ONU de empresas que operan en los asentamientos ilegales israelíes.

 

Noviembre:

CAF es cuestionada por su complicidad con el apartheid israelí en toda Europa. Casi 5.000 personas enviaron correos electrónicos al CEO de CAF y el hashtag #CafGetOffIsraelsApartheidTrain alcanzó más de un millón de impresiones.

 

Octubre:

Más de cien personas del Estado español pidieron a la empresa pública ferroviaria RENFE que no contrate a CAF por su participación en el proyecto ilegal israelí del Tren Ligero de Jerusalén. Proyecto en el que CAF participa asociada a la empresa israelí Shapir, incluida en el listado elaborado por la ONU de empresas que posibilitan y se benefician del sistema de asentamientos ilegales de Israel.

Dieciocho entidades de derechos humanos han pedido al Ministro de transportes del Estado español, José Luis Abalos, que excluya de concursos públicos a CAF y a todas las empresas incluidas en el listado de la ONU, tales como Alstom. Más de treinta organizaciones de solidaridad con Palestina enviaron una carta a Reyes Maroto, la Ministra española de Industria, y a la empresa de propiedad pública RENFE después de que la Ministra ofreciera contratos públicos a CAF tras el anuncio por parte de la compañía de sus planes de cerrar una de sus fábricas, Trenasa, causando la perdida de empleo a 118 personas. Esta decisión es incomprensible teniendo en cuenta que la empresa finalizó el año 2019 habiendo logrado sus mejores registros en ganancias y ventas. Esto, junto con el hecho de que CAF participa en un proyecto israelí ilegal al servicio de los asentamiento, que expondrá a la empresa a campañas de boicot a nivel internacional, constituyen pruebas claras de que CAF no se preocupa por los derechos que sus trabajadoras y trabajadores ni por los derechos humanos en general.

En Olso, Noruega, el Comité Palestino y dos sindicatos del sector ferroviario recibieron con protestas los nuevos tranvías de la empresa vasca CAF y pidieron a las administraciones públicas noruegas que no trabajen con CAF hasta que cese su participación en el proyecto israelí del Tren Ligero de Jerusalén, proyecto ilegal que consolida el Apartheid.

En Noruega, ocho sindicatos se han unido al llamamiento para hacer boicot a CAF: Sindicato Noruego de Empleadas y Empleados Municipales y Generales (a nivel nacional), Sindicato de Trabajadores y Trabajadoras Ferroviarias (a nivel nacional), National Union of Norwegian Locomotivemen (a nivel nacional),  Fagforbundet- Helse, Sosial og Velferd, Oslo (a nivel local), Sindicato de Funcionario Noruego en OsloMet (a nivel local), Lokomotivpersonalets forening Oslo (a nivel local), la Federación Noruega de Sindicatos, local 850 (a nivel local) y el Oslo Sporveiers Arbeiderforening (a nivel local).

Próximamente CAF y Shapir firmarán uno de los acuerdos de financiación de proyectos más importantes que se han firmado hasta ahora en Israel para la construcción y puesta en marcha de una red de lineas del proyecto ilegal del Tren Ligero de Jerusalén. De su financiación se encargará un consorcio de bancos liderados por el Banco Hapoalim, que, al igual que Shapir, está incluido en el listado de la ONU de empresas que se benefician de hacer negocios en las colonias ilegales israelíes.

 

Julio:

Activistas en Reino Unido lanzaron la campaña para que se excluyera a CAF de la licitación para proveer material rodante para HS2, el nuevo tren de alta velocidad del país.

Junio

Crece la presión para que CAF se retire de la construcción del tranvía ilegal de Israel que conecta asentamientos ilegales israelíes. La empresa vasca CAF se enfrentó a protestas online y en la calle y a críticas desde el accionariado durante su junta general de accionistas.

Febrero

70 grupos de la sociedad vasca dicen a CAF que abandone el proyecto ilegal del JLR.

2019

Noviembre:

dos alcaldes vascos de la zona cercana a la principal fábrica de CAF en Beasain mostraron su oposición a la participación de CAF en el proyecto de JLR.

Octubre:

dos sindicatos de la fábrica de CAF en Zaragoza donde se van a construir la mayor parte de los equipos para el proyecto JLR, el Grupo Independiente y CGT, emitieron un comunicado diciendo que CAF debería retirarse del proyecto. El comité de empresa en la sede de CAF en Beasain volvió a repetir el llamamiento que hizo en enero exigiendo que CAF se retirara del proyecto.

Agosto:

CAF y Shapir se adjudican el contrato por 1.800 milliones de dólares para ampliar el tren ligero de Jerusalén. Su participación en el proyecto se ha cuestionado no solamente en el ámbito de ONGs internacionales sino también dentro de CAF mismo. Sindicatos que representan a los trabajadores en la fábrica de CAF donde se fabricarán algunos de los equipos para el proyecto dijeron que el proyecto es “una ofensa a los derechos del pueblo palestino”.

Julio:

Activistas repartieron folletos en la entrada del edificio donde se celebraba la junta de accionistas de CAF pidiendo que la empresa no participara en el tren ligero de Jerusalén.

Mayo:

Alstom, Siemens, Systra, Bombardier y Macquarie se retiraron de la licitación de JLR dejando solamente dos consorcios en el concurso.

ACTÚA

CAF depende de su imagen y sus contratos con entes públicos y negocios privados. Acciones de base efectivas pueden presionar a CAF para que termine con su complicidad en las violaciones de los derechos humanos palestinos.

  • ¡Pide a CAF que acabe con su papel en el tren ligero de Jerusalén para evitar su complicidad en violaciones de los derechos humanos que puede dañar seriamente su reputación y su negocio a nivel internacional!
  • Haz que tu organización o sindicato se una a la campaña internacional.
  • Haz una campaña contra contratos de CAF y envíanos información sobre contratos de CAF o licitaciones en la cuales participa CAF.

 

Para más información contacta con: Alys Samson Estapé, Coordinadora de BNC Europa: [email protected]