Celebramos la resolución de la Corte Penal Internacional sobre su jurisdicción para investigar los crímenes del apartheid israelí

Frente a la favorable resolución de la Corte Penal Internacional (CPI), hacemos un llamado a no dejarse amedrentar ante la presión de Israel y sus aliados, e implementar inmediatamente la investigación de los crímenes de lesa humanidad del régimen de Israel.

Actualización

Tras un gran éxito de nuestra campaña #BoicotHP, hacemos un llamado a que se intensifique

Un reciente informe de Who Profits, una organización de investigación independiente que rastrea la complicidad de las empresas en la ocupación de Israel, da cuenta de que el contrato de HPE para suministrar servidores usados en la digitalización de la base de datos de la población israelí, conocida como Aviv System, ha llegado a su fin. Este gran logro se produce después de más de una década de una eficaz campaña contra HP por parte de grupos de solidaridad, iglesias, sindicatos y ayuntamientos progresistas de todo el mundo.

A pesar de este éxito de nuestra campaña #BoicotHP, Who Profits también ha confirmado que la empresa HP Enterprise (HPE) sigue prestando servicios a las prisiones y a la policía israelíes, a pesar de tener pleno conocimiento de las graves violaciones de los Derechos Humanos perpetradas. Esto significa que HP sigue siendo cómplice del apartheid.

Mientras celebramos este hito, afirmando el inequívoco cambio global de la sociedad civil a favor de la liberación palestina y contra el apartheid israelí, hacemos un llamado a intensificar nuestras campañas de Boicot, Desinversión y Sanciones contra las empresas de la marca HP tras las recientes revelaciones de su continua complicidad en el apartheid y la ocupación militar israelí. 

2021 fue un año de creciente reconocimiento mundial de que Israel es un Estado de apartheid y de la necesidad de desmantelar su régimen de dominación racista, tal como se hizo con el apartheid de Sudáfrica. Gracias a una campaña de BDS fuerte, estratégica y sostenida, las multinacionales que han permitido el apartheid israelí y se han beneficiado de él están pagando cada vez un precio más alto por su complicidad, y los principales actores están retirando sus negocios. 

Aviv System, es una base de datos, que incluye a ciudadanos palestinos y residentes en Israel (principalmente en el Jerusalén Oriental ocupada), que ha facilitado los esfuerzos de Israel por limpiar étnicamente y colonizar Sheikh Jarrah, Silwan y otros barrios palestinos de Jerusalén ocupada.

Por su parte, HP sigue siendo profundamente cómplice de las graves violaciones de los Derechos Humanos cometidos por Israel, tal como informa Who Profits, "en 2020, [HPE] fue contratada para proporcionar mantenimiento de ordenadores y comunicaciones para el Servicio de Prisiones de Israel para 2021-2022 por un importe de más de 1 millón de NIS (> 300.000 USD)". También ha sido contratada para el mantenimiento de servidores para la Policía de Israel hasta 2023 por un importe superior a 1 millón de dólares estadounidenses. 

Más de 500 detenidos administrativos palestinos han llamado al boicot de los tribunales militares israelíes y se están movilizando contra esta política ilegal. Estamos intensificando nuestra campaña contra HP como parte de nuestro compromiso con las justas demandas de los detenidos administrativos palestinos y otros prisioneros políticos en las mazmorras del apartheid israelí.

La campaña de boicot a HP ha sido una vibrante campaña mundial con el apoyo de los principales sindicatos que representan a millones de miembros, entre ellos el segundo mayor sindicato del Reino Unido, Unite the Union, y la mayor federación sindical de los Países Bajos, Federatie Nederlandse Vakbeweging (FNV). También apoyaron la campaña grandes grupos de estudiantes, como la mayor federación de estudiantes de la India, SFI, con sus 4 millones de miembros. 

Las iglesias han estado al frente de la campaña de boicot a HP, declarándose libres de HP y desinvirtiendo en las empresas de la marca. Entre ellas se encuentran la Iglesia Unida de Cristo (EE.UU.), la Iglesia Presbiteriana de EE.UU., la Corporación Fiduciaria de Amigos, la Iglesia Evangélica Luterana en América y la Asociación Universalista Unitaria. 

Los ayuntamientos de Dublín, en Irlanda, y de Portland y Oregón, en Estados Unidos, también se han desprendido de empresas de HP por su implicación en violaciones de los derechos humanos. Desde los piquetes en las tiendas hasta los días de acción mundial, los activistas del BDS han exigido implacablemente el fin de todos los contratos de HP con el apartheid israelí, y han demostrado lo que la organización colectiva y resistente de las bases puede lograr contra los gigantes corporativos codiciosos y criminales.

Nos inspiramos en la heroica resistencia de los presos políticos palestinos y en la creciente fuerza del movimiento global de BDS para intensificar nuestras campañas de boicot y desinversión contra HPE.

Enseñemos a HP, y a través de ella a todos los criminales corporativos, que beneficiarse de los crímenes de guerra y las violaciones de los Derechos Humanos tiene un precio muy alto.


Compartir

Mantente al día

Suscríbete para recibir, noticias, actualizaciones de campaña, alertas de acción y campañas de recolección de fondos

Subscribe Now