Declaración BNC

Organizaciones agrícolas palestinas y redes de la sociedad civil reclaman que se ponga fin al comercio internacional con empresas agrícolas israelíes

February 9, 2016

Las organizaciones y sindicatos palestinos representantes de los agricultores que luchan por su derecho a la tierra y a la soberanía alimentaria urgen a las organizaciones internacionales de la sociedad civil a organizar campañas eficaces y a a que trabajen para que se ponga fin al comercio agrícola con Israel, que financia y recompensa la destrucción de la agricultura palestina.

Nosotros, las organizaciones y sindicatos palestinos representantes de los agricultores que luchan por su derecho a la tierra y a la soberanía alimentaria, instamos a las organizaciones internacionales de la sociedad civil a que organicen campañas eficaces y a que trabajen para que se ponga fin al comercio agrícola con Israel, que financia y recompensa la destrucción de la agricultura palestina.

Para el pueblo palestino, la agricultura está ligada a la identidad, a la historia y a la resistencia contra la ocupación ilegal de Israel. Los agricultores palestinos sufren la peor parte de la confiscación de tierras, demoliciones y robos de agua por parte de Israel. Los agricultores que todavía tienen acceso a la tierra y al agua afrontan restricciones y violencias sistemáticas. El asedio de Gaza impide a los agricultores acceder a los equipamientos básicos y hace imposible la exportación de productos frescos. El ejército israelí ataca regularmente a los agricultores y pescadores.

Las empresas israelíes de exportación agrícola como Mehadrin y Hadiklaim participan en la colonización israelí de tierras palestinas utilizando agua palestina robada y cultivando productos comerciales para los mercados de exportación en colonias establecidas ilegalmente en tierras palestinas ocupadas de las que han sido expulsados sus agricultores indígenas. Estas empresas también se benefician del asedio a Gaza.

El incremento del comercio internacional con empresas que operan en las colonias y exportan desde ellas refuerza la viabilidad del plan ilegal de los asentamientos israelíes. Asimismo, alienta y financia la expansión de las colonias y la continua desposesión de los agricultores palestinos.

Instamos a las organizaciones y activistas que defienden los principios de los derechos humanos y el derecho a la soberanía alimentaria a que trabajen con nosotros para desarrollar campañas destinadas a acabar con el comercio de productos de las colonias. La forma más eficaz de hacerlo es seguir el ejemplo del supermercado Co-Operative, de Reino Unido, que decidió en 2012 no comerciar con ninguna empresa que produzca en las colonias ilegales de Israel. Reclamamos que se ponga fin a todo comercio con las empresas agrícolas israelíes cómplices del régimen de ocupación, colonización y apartheid de Israel.

Nos hacemos eco del llamamiento hecho a los Estados por la principal organización palestina de derechos humanos, Al Haq, para que “cumplan con sus obligaciones internacionales ordinarias y prohíban los productos procedentes de las colonias israelíes en los Territorios Palestinos Ocupados”. Dado que las empresas israelíes suelen engañar a los gobiernos y a los minoristas sobre el origen de sus productos, y que todo comercio con empresas israelíes que operan en las colonias las refuerza y las respalda de facto, solicitamos a los Estados que consideren la posibilidad de prohibir el comercio con empresas israelíes que exporten desde las colonias, o que emitan recomendaciones a los minoristas para que eviten comerciar con dichas empresas.

Rechazamos el argumento de que los palestinos no tienen más remedio que exportar sus productos frescos a través de empresas israelíes o trabajar en las colonias ilegales como justificación para no tomar medidas que pongan fin a la complicidad internacional en las violaciones de los derechos humanos. La forma más honesta y eficaz de contribuir a nuestra lucha y a nuestro desarrollo sostenible es ayudarnos a romper la dependencia obligando a las empresas israelíes a rendir cuentas, y trabajando con nosotros para exportar a los mercados mundiales a través de empresas socialmente responsables y respetuosas con la ley.

A medida que el sistema alimentario mundial se ha ido configurando en función de los estrechos intereses de las grandes empresas multinacionales, millones de agricultores y pueblos indígenas se enfrentan a la explotación y a la destrucción de sus comunidades. Nos solidarizamos plenamente con todos aquellos que también luchan por el derecho a su tierra y por la libertad de poder tomar sus propias decisiones sobre la producción de alimentos, el comercio y la sostenibilidad social y medioambiental. Unámonos en una lucha contra la ocupación y la desposesión, por la libertad, la justicia y la igualdad.

Junto con este llamamiento se ha publicado un documento informativo que puede descargarse aquí.

 

Firman:

Sociedad de Orientación y Concienciación Agrícola

Sociedad de Al Ahleya para el Desarrollo de la Palma y el Dátil

Asociación Al Sattar Garbee para el Desarrollo Rural y Campesino

Instituto de Investigación Aplicada - Sociedad de Jerusalén (ARIJ)

Centro Árabe para el Desarrollo Agrícola

Sindicato de Cooperativas Agrícolas y Campesinas Palestinas

Centro de Investigación de la Tierra

Comités Palestinos de Ayuda a la Agricultura

Comité Nacional Palestino de Boicot, Desinversión y Sanciones

Asociación de Agricultores Palestinos

Sindicato de Agricultores Palestinos

Red de ONG palestinas

Comité de Coordinación de la Lucha Popular

Stop the Wall

Sindicato de Comités de Trabajo Agrícola

Sindicato de Ingenieros Agrónomos Palestinos

February 9, 2016
/

Compartir

mantenerse al día

Sign-up for news, campaign updates, action alerts and fundraisers from the BDS movement.

We won’t share your data with anyone else and will abide by our privacy policy. And of course you can unsubscribe whenever you wish.