#LibertadParaMahmoud: Fuerzas de ocupación israelíes detienen al coordinador del BDS Mahmoud Nawajaa durante una redada nocturna

Ramallah ocupada, Julio 30 2020 - Al rededor de las 3:30 de la mañana, decenas de soldados de ocupación israelíes acompañados por perros, irrumpieron en la casa de Mahmoud Nawajaa, el Coordinador General del Comité Nacional Palestino BDS (BNC, por sus siglas en inglés), cerca de Ramallah, esposándolo, vendandole los ojos y separandolo de su esposa y sus tres hijos pequeños.

 

 

Mahmoud Nawajaa, de 34 años, nació en Yatta, en el sur de Hebrón, y tiene un máster en Relaciones Internacionales.

Al momento de ser detenido, Nawajaa le dijo a su esposa: "Cuida de los niños". Los dos hijos mayores de Mahmoud, de 7 y 9 años, gritaron desafiantes a los soldados que invadieron su hogar para arrestar a su padre. El hijo mayor dijo: “Dejen a mi papá. Salgan de aquí. Su perro no me asusta".

La Convención Internacional sobre la Represión y el Castigo del Crimen de Apartheid  reconoce que “la persecución, deprivación de libertad y derechos fundamentales de las organizaciones y personas que se openen al apartheid" constiyuye un acto inhumano cometido por quienes imponen un regimen de apartheid. 

El movimiento global y pacífico de boicot, desinversión y sanciones (BDS) fue lanzado en 2005 y respaldado por organizaciones de mujeres, asociaciones profesionales, comités de resistencia popular y otros grupos de la sociedad civil palestina. Hace un llamado para terminar con la ocupación y el régimen de apartheid israelí y para  que se cumplan los derechos estipulados por la ONU de la población palestina refugiada, desplazada por la fuerza desde 1948, para que pueda regresar a sus hogares.

En un comunicado reciente del BNC, valorando las decenas de opiniones de expertas/os de Derechos Humanos de la ONU que condenan el plan de anexión formal de Israel y lo califican como la cristalización del “apartheid del siglo 21”, Mahmoud Nawajaa expresó:

"Durante décadas, la inacción internacional y la complicidad han permitido a Israel violar las leyes de la ocupación, avanzar en su colonización del territorio palestino ocupado e imponer un régimen de apartheid consagrado en la propia legislación interna de Israel.

Frente a la anexión ilegal de Israel, su régimen de apartheid y su negación de nuestro derecho inalienable a la autodeterminación, es hora de que todos los Estados y las organizaciones internacionales cumplan con sus obligaciones legales mediante la adopción de medidas efectivas, incluidas sanciones".

En los últimos años, el movimiento BDS ha crecido en importancia a nivel global, su impacto ha llegado a los parlamentos de todo el mundo, desde Sudáfrica hasta el Congreso de EE. UU, a partidos políticos, a grandes sindicatos, iglesias, campus universitarios, movimientos por la  justicia racial y figuras culturales y artísticas de renombre. 

El gobierno de extrema derecha de Israel ha perseguido y asediado al movimiento BDS durante años, dedicando una gran cantidad de recursos financieros y humanos para su “guerra” contra este movimiento internacional, por el gran impacto estratégico que ha tenido BDS en la lucha por la libertad del pueblo Palestino. 

Omar Barghouti, cofundador del movimiento BDS, ha pedido presión internacional eficaz  para asegurar la liberación inmediata de Mahmoud Nawajaa: 

“Mahmoud es un destacado defensor de los derechos humanos palestino, muy apreciado en Palestina y en todo el mundo por su incansable y apasionada defensa de los derechos palestinos. Como joven líder de la sociedad civil, Mahmoud es un modelo a seguir para las personas palestinas, jóvenes y mayores, y una inspiración para las defensoras de los derechos del pueblo palestino en todas partes.

El régimen de ocupación militar de Israel, el colonialismo de asentamientos y el apartheid está tratando desesperadamente de aterrorizar a las activistas palestinas del movimiento BDS y a sus familias, después de no haber logrado frenar el crecimiento del movimiento. Hacemos un llamado a activistas del movimiento BDS en todo el mundo a fortalecer aún más las campañas de BDS para acabar con la impunidad de Israel.

A medida que Israel se convierte en un modelo a seguir para la extrema derecha racista y autoritaria, BDS se está convirtiendo en un componente clave de la ola progresista global que lucha por la justicia indígena, racial, económica, social, de género y climática.

Ya es hora de que los Estados no sólo defiendan a los y las palestinas y a otras defensoras de Derechos Humanos, como Mahmoud, sino que impongan sanciones legales y específicas para poner fin a los crímenes de guerra los crímenes contra la humanidad y todo el régimen de opresión a la población palestina indígena por parte de Israel. Sólo eso nos puede ayudar a alcanzar la libertad, la justicia y la igualdad.”

 

Declaración PACBI

Directrices PACBI para el Boicot Académico Internacional de Israel

Como parte del Comité Nacional Palestino de BDS (BNC) encargado de supervisar los aspectos de BDS relativos al boicot académico y cultural, la Campaña Palestina para el Boicot Académico y Cultural a Israel (PACBI) recomienda, desde 2004, realizar un boicot a las instituciones académicas y culturales israelíes. Esta petición se basa en el hecho de que estas instituciones son profundamente cómplices del sistema de opresión israelí que viene denegando al pueblo palestino sus derechos básicos garantizados por el Derecho Internacional, o le impide el ejercicio de estos derechos, incluidos el de la libertad académica y el derecho a la educación.

Las instituciones académicas son una parte clave del andamiaje ideológico e institucional del régimen israelí de ocupación, colonialismo y apartheid contra el pueblo palestino [1]. Desde su fundación, la academia israelí ha participado en el establishment político-militar hegemónico en Israel y, sin menospreciar los esfuerzos de un puñado de académicos de principios, está profundamente implicada en sustentar y perpetuar la negación sistemática de los derechos de los palestinos [2].

El boicot académico institucional que PACBI promueve, ha sido aprobado por el Consejo Superior de Educación Palestino (CHE), secunda el llamamiento de éste organismo de “no cooperación en las esferas científica y técnica entre universidades palestinas e israelíes” [3] y cuenta con el apoyo de la Federación Palestina de Sindicatos de Profesores y Empleados Universitarios (PFUUPE).

 

Libertad académica

El BNC, a través de las directrices PACBI que se presentan a continuación, defiende el derecho universal a la libertad académica. El boicot institucional solicitado por la sociedad civil palestina no entra en conflicto con esa libertad. PACBI suscribe la definición de libertad académica recogida por el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de las Naciones Unidas (UNESCR), y aceptada internacionalmente:

“La libertad académica comprende la libertad del individuo a expresar libremente sus opiniones sobre la institución o el sistema en que trabajan, a cumplir con sus funciones sin discriminación ni miedo a la represión por parte del Estado o de cualquier otro actor, a participar en organismos académicos profesionales o representativos y a disfrutar de todos los derechos humanos reconocidos internacionalmente que se apliquen a los demás individuos en la misma jurisdicción. El disfrute de la libertad académica conlleva obligaciones, como es el deber de respetar la libertad académica de los demás, asegurar una discusión justa sobre opiniones contrarias y tratar a todos sin discriminación en ningún terreno.” [4]

Fiel a los preceptos de Derecho internacional y a los derechos humanos universales, el movimiento BDS, incluida PACBI, rechaza en principio el boicot a individuos sobre la base de su identidad (como ciudadanía, raza, sexo o religión) o de su opinión. Sin embargo, si un individuo está representando al estado de Israel o a una institución israelí cómplice (como en el caso de un decano, rector o presidente), o es comisionado/reclutado para contribuir en los esfuerzos de Israel para “lavar su imagen”, entonces su/sus actividades serán objeto del boicot institucional que el movimiento BDS está solicitando.

 

La mera pertenencia de académicos israelíes a una institución académica israelí, por tanto, no es motivo para aplicar el boicot.

Mientras que la libertad académica de un individuo debe ser respetada totalmente y en todo momento en el contexto del boicot académico, un/a académico/a a título individual, sea israelí o no, no estará exento/a de ser objeto de medidas de boicot de “sentido común” (más allá del alcance de los criterios PACBI de boicot institucional), que conscientemente la ciudadanía mundial pueda promover en respuesta a lo que perciba como una complicidad o una responsabilidad individual flagrante, o la defensa y la promoción de violaciones de Derecho internacional (como puedan ser la participación directa o indirecta en la comisión de crímenes de guerra u otras violaciones graves de los derechos humanos, incitación a la violencia, comentarios racistas, etc). En este nivel, los académicos israelíes no estarán exentos automáticamente de las críticas debidas o de cualquier forma legítima de protesta, incluido el boicot; y deberán ser tratados como el resto de los infractores, en la misma categoría, ni mejor ni peor. Todo ello de acuerdo con la Declaración Universal de Derechos Humanos, en la que se basan los principios del movimiento BDS, y que dice así:

“En el ejercicio de sus derechos y libertades, toda persona estará solamente sujeta a las limitaciones establecidas por la ley con el único fin de asegurar el reconocimiento y el respeto de los derechos y libertades de los demás, y de satisfacer las justas exigencias de la moral, del orden público, y del bienestar general en una sociedad democrática.” [5]

 

Directrices del Boicot Académico

Desde 2004, PACBI ha examinado detenidamente muchos proyectos y actividades académicas, evaluando la aplicabilidad de los criterios de boicot a los mismos y, en consecuencia, ha elaborado cartas abiertas, declaraciones y dictámenes sobre ellos. Partiendo de esta experiencia, y en respuesta a la creciente demanda de una orientación específica desde PACBI sobre la aplicación del boicot académico a diversos proyectos, que van desde conferencias y programas de intercambio a proyectos de investigación, PACBI expone a continuación criterios y directrices claras, consistentes y coherentes, que abordan de manera específica los matices y particularidades de la academia.

Estas directrices tienen la intención de ayudar a aquellos académicos de principios y a las instituciones académicas de todo el mundo a actuar en consonancia con el llamamiento palestino al boicot, como una contribución a la defensa del Derecho internacional y la promoción de la lucha por la libertad, la justicia y la igualdad. Directrices similares han sido emitidas por PACBI para el boicot cultural [6].

Como regla general, y a menos que demuestren lo contrario, todas las instituciones académicas israelíes están sujetas al boicot por su complicidad profunda y consciente desde hace décadas en el mantenimiento de la ocupación israelí y la negación de los derechos básicos a los palestinos, independientemente de que dicha complicidad haya sido sustentada mediante el silencio, o mediante su participación efectiva en la justificación, el blanqueo o el encubrimiento intencionado de violaciones de Derecho internacional y de los derechos humanos cometidas por Israel, o a través de su colaboración directa con agencias estatales en la planificación y ejecución de proyectos que contravienen el Derecho internacional y los derechos palestinos. En consecuencia, estas instituciones, todas sus actividades, y todas las actividades que patrocinan o apoyan deben ser boicoteadas. Se debe poner término a los proyectos con todas las instituciones académicas israelíes, tal y como ocurrió con todas las instituciones académicas de Sudáfrica bajo el apartheid.

En conformidad con lo anterior, PACBI insta a los académicos, a las asociaciones y sindicatos profesionales de la academia, y a todas las instituciones académicas de todo el mundo -así como a otras instituciones- cuando sea posible y según corresponda, a boicotear y/o trabajar en favor de la cancelación o anulación de todo evento, actividad, acuerdo o proyecto que involucre a instituciones académicas israelíes, o aquellas que promuevan la normalización de Israel en la academia mundial, que blanqueen las violaciones de Derecho internacional y de los derechos de los palestinos por parte de Israel, o que violen las directrices del BDS.

 

En concreto, los siguientes eventos, actividades o situaciones son objetivo de boicot:

  1. Los eventos académicos (tales como conferencias, simposios, talleres, presentaciones de libros y exposiciones museísticas) convocados o co-patrocinados por Israel, por instituciones israelíes cómplices o por sus lobbies (grupos de apoyo y de presión) en los diferentes países. Todos estos eventos académicos, tanto si se celebran en Israel como en el extranjero, merecen ser boicoteados por motivos institucionales. Las actividades boicoteables incluyen conferencias y otras actividades patrocinadas u organizadas por organismos o asociaciones académicas israelíes en conferencias internacionales fuera de Israel. Es importante destacar que también se incluyen la celebración en Israel de reuniones de organismos y asociaciones internacionales.

El principio general es que todo evento o proyecto llevado a cabo bajo el patrocinio/auspicio de, o en colaboración con, o con financiación de un organismo oficial israelí o con una institución cómplice (incluidos los grupos de presión o lobbies) es merecedor de boicot. Lo mismo puede aplicarse a las instituciones no israelíes que apoyan y patrocinan eventos al servicio de los propósitos propagandísticos de Israel.

 

  1. Actividades de investigación y desarrollo que entran en las siguientes categorías:
  • Entre instituciones académicas – Acuerdos de cooperación con universidades o institutos de investigación israelíes. Estos acuerdos, firmados entre instituciones académicas internacionales e israelíes normalmente implican el intercambio de profesores y estudiantes y, lo que es más importante, la realización de investigaciones conjuntas. Muchos de estos programas son patrocinados y financiados por la Unión Europea, en el caso de Europa, y por fundaciones independientes o gubernamentales en otros lugares.
  • Entre el gobierno israelí y otros gobiernos, fundaciones o instituciones.Investigadores involucrados en este tipo de proyectos podrían desarrollarlos en universidades estadounidenses, europeas o de otros países.
  • Entre empresas/multinacionales e instituciones académicas. Actividades de investigación y desarrollo apoyadas por corporaciones internacionales que implican contratos u otros acuerdos institucionales con departamentos o centros de universidades israelíes.

El ejemplo más claro de complicidad académica con Israel es el Proyecto Horizonte 2020 [7], apoyado por todos los gobiernos europeos. Incluir a Israel en este mega proyecto de investigación académica a pesar de las violaciones persistentes por parte de Israel de la cláusula de derechos humanos del Acuerdo de Asociación UE-Israel [8], del marco legal de Horizon y de otros ámbitos de cooperación de la UE con Israel, equivale a blanquear la larga lista de violaciones de derechos humanos que Israel y sus universidades cómplices han cometido en las últimas décadas.

Otros ejemplos incluyen: la Fundación Binacional Estados Unidos-Israel para la Ciencia (BSF) [9], una institución establecida por los gobiernos de EEUU e Israel en 1972 para patrocinar las investigaciones israelíes y estadounidenses; la Iniciativa Eureka [10] programa intergubernamental europeo que desde 1985 incluye a Israel como el único miembro no europeo; o la Asociación Británica-Israelí para la Investigación y el Intercambio Académico (BIRAX), un proyecto de motivación política que tiene como objetivo contrarrestar el creciente apoyo al boicot académico a Israel entre los académicos británicos y sus sindicatos [11].

  1. La financiación de Israel o de sus grupos de presión (lobbies) a actividades y/o proyectos académicos. Todos los proyectos y actividades académicas financiadas total o parcialmente por Israel o cualquiera de sus grupos de presión son objeto de boicot. Cualquier foro o proyecto académico internacional que acepte la financiación de Israel, de sus grupos de presión o de instituciones cómplices entra en conflicto con el boicot académico palestino a Israel.

Nota: Un académico israelí tiene derecho, como contribuyente, a recibir financiación de su gobierno o institución como apoyo a sus actividades académicas tales como asistir a conferencias internacionales y otros eventos académicos, siempre y cuando dicha financiación no esté condicionada a estar al servicio de los intereses políticos de Israel en forma alguna, tal y como sería el reconocimiento público de dicho apoyo por parte de los organizadores de la conferencia, actividad o evento. La mera afiliación del académico a una institución israelí no convierte la conferencia o actividad en objeto del boicot.

  1. Las intervenciones y conferencias en foros internacionales por parte de dirigentes o representantes del Estado de Israel o de las instituciones académicas israelíes tales como presidentes, rectores o decanos.
  1. Estudiar en Israel a través de sus programas para estudiantes extranjeros.Estos programas de intercambio generalmente se ubican en universidades israelíes que forman parte del programa de propaganda israelí, diseñados con el objetivo de dar a los estudiantes internacionales una “experiencia positiva” de Israel, blanqueando la ocupación y la negación de los derechos de los palestinos. La publicidad y el reclutamiento que se realizan a través de estos planes de estudio desde las delegaciones de estudiantes y otros departamentos académicos (como son los centros de estudios sobre Oriente Medio) deben concluir.
  1. Premios honoríficos y reconocimientos a funcionarios israelíes, representantes de instituciones académicas, o a instituciones académicas o de investigación. Tales instituciones y sus representantes oficiales son cómplices y como tales se les debe negar este reconocimiento.
  1. Proyectos de normalización. Actividades académicas y proyectos que impliquen a palestinos y/u otros árabes por un lado e israelíes por otro (ya sean bi- o multilaterales) que pretenden apoyarse en la falsa premisa de simetría/paridad entre el opresor y los oprimidos, o que afirman que ambos, colonizadores y colonizados, son igualmente responsables en el “conflicto”; todas ellas son formas intelectualmente deshonestas y moralmente reprobables de normalización que debe ser boicoteadas [12]. Lejos de cuestionar un status quo injusto, este tipo de proyectos contribuyen a que se perpetúe. Entre los ejemplos se incluyen eventos, proyectos o publicaciones que se han diseñado expresamente para reunir a palestinos/árabes e israelíes para que puedan presentar sus respectivas narrativas o miradas, o para trabajar hacia la reconciliación sin abordar las causas profundas de la injusticia y los requisitos fundamentales de la justicia.

Otros factores que PACBI toma en consideración para evaluar dichas actividades y proyectos son las fuentes de financiación, el diseño del proyecto o evento, los objetivos de la/s organización/es patrocinadora/s, los participantes, y otros factores similares relevantes.

Los proyectos asociados que cumplan las dos condiciones siguientes no se consideran formas de normalización y, por tanto están exentos de boicot:

(A)   la parte israelí en el proyecto reconoce los derechos de los palestinos de acuerdo con el derecho internacional (que corresponden a los 3 derechos del llamamiento de BDS); y

(B)   el proyecto / actividad es un proyecto/actividad de “co-resistencia” en lugar de co-existencia. [13]

Los debates entre palestinos/árabes e israelíes están excluidos del boicot si se organizan sin la cooperación con Israel, sus grupos de presión, o de sus instituciones cómplices.

Condicionar el apoyo a las instituciones académicas palestinas a la exigencia de que mantengan su “alianza” con instituciones israelíes, es también una forma coercitiva de normalización que es rechazada tanto por el BNC, como por PACBI y la Federación Palestina de Sindicatos de Profesores y Empleados Universitarios (PFUUPE).  Contribuye a encubrir la complicidad de las instituciones israelíes y a mejorar su legitimidad como centros de excelencia, en lugar de reforzar la capacidad de investigación de las instituciones palestinas.

Los académicos internacionales que insisten en cruzar las líneas rojas del BDS realizando actividades con instituciones israelíes objetos de boicot, y buscando un equilibrio visitando también a grupos palestinos, violan totalmente las directrices de boicot y contribuyen a la falsa percepción de la simetría entre el opresor colonial y colonizado. El BNC (incluyendo PACBI) rechaza este intento de camuflaje [14] y no acepta estas visitas a las instituciones palestinas.

  1. Afiliación institucional de las asociaciones israelíes en organismos mundiales. Las campañas coordinadas y selectivas para exigir la suspensión de la afiliación de Israel en foros internacionales contribuyen a presionar a Israel para que respete el derecho internacional.  Del mismo modo que la participación de Sudáfrica en los foros mundiales académicos -entre otros- fue rechazada durante el Apartheid, también debe rechazarse la de Israel.
  1. Publicar o evaluar artículos para revistas académicas con sede en universidades israelíes, o publicados en colaboración con instituciones israelíes, o conceder permiso para reproducir material publicado en otro lugar en revistas con sede en Israel.  También están incluidas las revistas cuya publicación depende de asociaciones internacionales domiciliadas en  universidades israelíes. Se deben hacer esfuerzos para localizar sus redacciones en universidades fuera de Israel.
  2. Ser revisor externo de tesis, escribir recomendaciones, o participar otras formas de arbitraje, como formar parte de tribunales o comisiones de contratación, promociones, plazas, y asesoramiento de becas con universidades israelíes [15]. Los académicos internacionales que deciden revisar el trabajo académico de profesorado o estudiantes de universidades israelíes como una cuestión personal no están en conflicto con las directrices de boicot, siempre y cuando sus nombres no sean utilizados por las universidades de ninguna manera para ganar legitimidad. Aceptar ser miembro de un Tribunal de Tesis, ser revisor o asesor, invitado por universidad israelí, sin embargo, entra en conflicto directamente con el boicot institucional ya que legitima la posición académica de Israel en todo el mundo. El boicot también se aplica a las recomendaciones realizadas a los administradores universitarios. Además, las universidades internacionales no deberían dar recomendaciones a estudiantes que desean realizar sus estudios en Israel, ya que esto facilita el incumplimiento de la norma 11, que viene a continuación.
  3. Los estudiantes extranjeros y profesorado internacional que estén implicados en docencia o investigación con instituciones israelíes. Si la realización de las investigaciones en instalaciones israelíes, en archivos por ejemplo, para la búsqueda de documentación no implica afiliación oficial (como sucede, por ejemplo, con el estatuto de visitante), entonces la actividad no está sujeta al boicot.
  4. Todas las visitas académicas o misiones de investigación financiadas por Israel, sus instituciones cómplices o sus lobbies internacionales. La financiación del gobierno israelí o de cualquiera de sus grupos de presión debe ser boicoteada. Por otra parte, las misiones de investigación equilibradas, independientes, incluso aquellas que incluyen reuniones con instituciones académicas israelíes cómplices, no son boicoteables, siempre que no se establezca un vínculo institucional (por ejemplo, a través de seminarios, talleres, exposiciones, etc.) de ningún tipo con las instituciones israelíes.

 

El boicot a las instituciones académicas israelíes debe continuar hasta que estas instituciones cumplan con dos condiciones básicas:

  • El reconocimiento de los derechos inalienables del pueblo palestino, consagrado en el derecho internacional (incluyendo los tres derechos básicos señalados en el llamamiento de BDS 2005) y
  • El fin de todas las formas de complicidad con la violación de los derechos palestinos según lo estipulado por el derecho internacional. Esta complicidad incluye políticas y prácticas discriminatorias, así como diversos roles en la planificación, ejecución y o justificación de los abusos y violaciones de los derechos humanos y de la legislación internacional por parte de Israel.

PACBI

Referencias:

[1] http://bdsmovement.net/files/English-BNC_Position_Paper-Durban_Review.pdf

[2] Israeli academia’s complicity runs deep and too long to list here. For some references see http://www.pacbi.org/etemplate.php?id=2024http://www.pacbi.org/etemplate.php?id=2522, and http://www.pacbi.org/etemplate.php?id=2532

[3] The Palestinian Council for Higher Education (CHE), composed of heads of Palestinian universities and representatives from the community, has, since the 1990’s, adhered to its principled position of non-cooperation with Israeli universities until Israel ends its occupation; this position was reiterated several times, including in a CHE statement of thanks to the UK academic union NATFHE in 2006 and in a CHE letter addressed to PACBI in 2005: http://www.pacbi.org/etemplate.php?id=2352

[4] UN Committee on Economic, Social, and Cultural Rights, “Implementation of the International

Covenant on Economic, Social, and Cultural Rights,” Art. 13, “The Right to Education” December 8,

1999, http://www.unhchr.ch/tbs/doc.nsf/0/ae1a0b126d068e868025683c003c8b3b?Opendocument. Emphasis is added.

[5] United Nations, “Universal Declaration of Human Rights” (1948), Article 29(2).

[6] http://www.pacbi.org/etemplate.php?id=1045

[7] See http://ec.europa.eu/programmes/horizon2020/

[8] http://www.bdsmovement.net/2008/%E2%80%9Cno-new-eu-israel-action-plan-in-april-2009%E2%80%9D-179

[9] http://www.bsf.org.il/BSFPublic/Default.aspx

[10] http://www.mi.government.bg/en/themes/eureka-initiative-23-287.html

[11] http://www.pacbi.org/etemplate.php?id=788

[12] http://www.pacbi.org/etemplate.php?id=1749

[13] http://www.maannews.net/eng/ViewDetails.aspx?ID=405314

[14] http://www.pacbi.org/etemplate.php?id=1645

[15] In 2002, more than 700 European academics signed this declaration: “I can no longer in good conscience continue to cooperate with official Israeli institutions, including universities. I will attend no scientific conferences in Israel, and I will not participate as referee in hiring or promotion decisions by Israeli universities, or in the decisions of Israeli funding agencies. I will continue to collaborate with, and host, Israeli scientific colleagues on an individual basis.” (http://www.guardian.co.uk/uk/2002/jul/08/highereducation.israel)

** Traducción por BDS Académico por Palestina **


Compartir

Mantente al día

Suscríbete para recibir, noticias, actualizaciones de campaña, alertas de acción y campañas de recolección de fondos

No compartiremos tu información con nadie más siguiendo nuestra política de privacidad. Por supuesto puedes desinscribirte cuando lo desees.