Celebramos la resolución de la Corte Penal Internacional sobre su jurisdicción para investigar los crímenes del apartheid israelí

Frente a la favorable resolución de la Corte Penal Internacional (CPI), hacemos un llamado a no dejarse amedrentar ante la presión de Israel y sus aliados, e implementar inmediatamente la investigación de los crímenes de lesa humanidad del régimen de Israel.

Declaración BNC

Conmemoramos 74 años de la Nakba palestina que aún sigue en curso

La hipocresía colonial está matando al pueblo palestino. En el 74º aniversario de la Nakba, condenamos una vez más la indiferencia occidental hacia la población palestina, que permite la impunidad de Israel y contribuye directamente a que la Nakba palestina aún siga en curso. Reiteramos nuestro llamado a una solidaridad significativa con la sociedad palestina que se enfrenta a la limpieza étnica, masacres, desposesión colonial y al apartheid.

El pasado mes de mayo, activistas de todo el mundo se unieron al pueblo palestino cuando fue víctima de una nueva masacre en Gaza. A pesar de la resistencia de la población palestina a la limpieza étnica, los ataques de colonos israelíes y el apartheid, los gobiernos occidentales sólo ofrecen una condena simbólica o una completa inacción.  

La violencia colonial del apartheid israelí y su agresión nunca han cesado, pero tampoco la resistencia y el sumud (firmeza) del pueblo palestino. Este 2022 fuimos testigos una vez más de escenas inquietantemente, similares a las de mayo de 2021, donde la población palestina se volvió a enfrentar a la violenta agresión del apartheid israelí y la profanación de sus lugares sagrados. La brutalidad de Israel hacia las y los palestinos lleva más de 74 años, pero durante el mes de Ramadán Israel intensificó la supresión violenta de los derechos de la sociedad palestina. 

Solo en abril de este año, el apartheid israelí asesinó al menos a 23 personas palestinas, entre ellas 3 mujeres y 2 niños; reprimió violentamente las manifestaciones; profanó la mezquita de Al-Aqsa y agredió a palestinos mientras rendían culto. No conforme con esto, emprendió una campaña de detenciones masivas, incluida la detención de más de 500 personas palestinas en el recinto de Al-Aqsa y sus alrededores, y una vez más bombardeó a la población palestina en Gaza. 

Claramente la Nakba palestina no terminó en 1948.

El pueblo palestino observa con empatía el sufrimiento del pueblo ucraniano, sin embargo, los boicots y las sanciones generales de Occidente contra Rusia mientras continúa su complicidad y su apoyo incondicional al apartheid israelí, no es más que un acto racista, indignante e hipócrita. Irónicamente, las sanciones y boicots contra Rusia, echan por tierra las excusas anti-BDS de Israel y de los apologistas anti-palestinos. De repente, la cultura, el mundo académico, los negocios y los deportes no están "por encima de la política", contrario a lo que han sostenido tantas veces antes varios países del Occidente. 

Vemos en la cálida acogida de Occidente a los refugiados blancos de Ucrania un ejemplo de cómo deberían ser tratados por Occidente todas las personas refugiadas del mundo que escapan de los estragos de la guerra, la devastación económica o la injusticia climática, especialmente cuando estas calamidades son causadas principalmente por el imperialismo occidental. Esta calidez, sin embargo, contrasta fuertemente con la forma en que estos mismos países han tratado previamente a personas refugiadas no blancas en sus costas y fronteras.

Este doble estándar occidental es condenado por los pueblos del Sur Global, incluido el pueblo palestino, y por las personas progresistas de Occidente. Al fin y al cabo, el régimen de opresión de Israel, que lleva décadas, no sólo es "Made in West", sino que también sigue siendo armado, financiado y protegido por ese mismo Occidente- Estados Unidos, el Reino Unido y la UE- profundamente racista, que hoy implementa boicot y sanciones contra Rusia. 

Al conmemorar el 74º aniversario de la Nakba, recordamos al mundo el creciente consenso global de que Israel está cometiendo el crimen del apartheid contra la población palestina en su conjunto, y reiteramos nuestro llamado a los gobiernos para que impongan sanciones legales, proporcionales y selectivas a Israel, para que la ONU inicie una investigación sobre el apartheid israelí y para que se intensifiquen todas las campañas de BDS a nivel mundial con el fin de aislar a Israel como régimen de apartheid y lograr la libertad, justicia e igualdad para el pueblo palestino.

Canaliza tu malestar de manera estratégica y movilízate para #DesmantelarElApartheid y todas las formas de racismo y opresión. Lleva a cabo estas cinco acciones para acabar con la complicidad internacional de los Estados, instituciones y corporaciones en el mantenimiento del apartheid israelí:

1. Trabaja con redes progresistas para presionar al parlamento y al gobierno para que 

(a) poner fin a toda cooperación y comercio en materia de seguridad militar (financiación militar en el caso de EE.UU.) con el apartheid israelí y otros regímenes criminales de opresión similares en todo el mundo. 

(b) prohibir todos los bienes/servicios de las empresas que operan en los asentamientos coloniales ilegales de Israel.

c) detener el apoyo material y las compras de gas natural israelí saqueado y disputado.

(d) exigir una investigación de la ONU sobre el apartheid israelí y la reactivación de los mecanismos de la ONU para luchar contra el apartheid.  

 2. Moviliza la presión en tu comunidad, centro cultural, sindicato, iglesia, gobierno/sindicato estudiantil, ayuntamiento u otra organización para declararla Espacio Libre de Apartheid Israelí (ELAI), poniendo fin a todas las relaciones con el apartheid israelí y las empresas cómplices de su sistema de opresión.

 3. Haz boicots a los productos/servicios de las empresas y bancos israelíes e internacionales que son cómplices de los crímenes de guerra y los crímenes contra la humanidad israelíes. Esto incluye a todos los bancos israelíes (Leumi, Hapoalim, etc.) y a las principales multinacionales como: Elbit Systems, HP Inc & HPE, G4S/Allied Universal, AXA, CAF, PUMA, Caterpillar, General Mills/Pillsbury, Hyundai Heavy Industries, JCB, Volvo, Barclays Bank, Alstom, Motorola Solutions y CEMEX.

4. Cancela todos los compromisos académicos, culturales, deportivos y turísticos en Israel o apoyados/patrocinados por Israel (o sus grupos de presión e instituciones cómplices).

5. Únete a una campaña de BDS o a un grupo estratégico de solidaridad con Palestina cerca de ti para actuar de forma colectiva y efectiva.

¡Juntas podemos poner fin al apartheid israelí!

 


Compartir

Mantente al día

Suscríbete para recibir, noticias, actualizaciones de campaña, alertas de acción y campañas de recolección de fondos

Subscribe Now