Celebramos la resolución de la Corte Penal Internacional sobre su jurisdicción para investigar los crímenes del apartheid israelí

Frente a la favorable resolución de la Corte Penal Internacional (CPI), hacemos un llamado a no dejarse amedrentar ante la presión de Israel y sus aliados, e implementar inmediatamente la investigación de los crímenes de lesa humanidad del régimen de Israel.

Declaración BNC

Con la partida de Desmond Tutu la humanidad ha perdido a un gran luchador por la justicia y la paz

El movimiento de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) por los derechos del pueblo palestino transmite sus más profundas condolencias al pueblo sudafricano por la pérdida del arzobispo emérito Desmond Tutu, un verdadero profeta de la justicia y la paz.

A lo largo de décadas de lucha contra el apartheid y todas las formas de injusticia, “Arch”, como le gustaba que le llamaran, enseñó a millones de personas en todo el mundo, incluido el pueblo palestino, el significado de luchar con principios éticos y total convicción para conseguir sus derechos. 

El temprano apoyo del arzobispo Desmond Tutu al BDS, meses después de que el movimiento fuera lanzado en 2005, y su singular contribución -pública y privada- a las campañas de BDS dieron al movimiento un enorme impulso moral y convencieron a muchas otras figuras influyentes de todo el mundo a seguir su ejemplo. 

Una vez bromeó con un activista del BDS: "Vais mucho más rápido que nosotros en la búsqueda de vuestro propio menú completo de derechos. ¡Debe ser por Internet! Pero vuestra lucha será más dura que la nuestra, ya que el apartheid de Israel es aún peor que el de Sudáfrica. Nosotros nunca tuvimos F-16 que bombardearan nuestros bantustanes matando a cientos de nuestros niños. Recordadlo".

Practicando lo que ha predicado, en 1984, de camino a Oslo para recibir el Premio Nobel de la Paz, el arzobispo Desmond Tutu se dirigió a la Subcomisión de Asuntos Exteriores del Congreso de Estados Unidos diciendo: "No queremos que nuestras cadenas sean cómodas. Queremos que nos las quiten". Al atacar la política estadounidense de "compromiso constructivo" con la Sudáfrica del apartheid como "inmoral, malvada y totalmente anticristiana", Tutu declaró: "Seremos libres. Y recordaremos quién nos ayudó a ser libres".

Su risa optimista, incluso ante el mal, era contagiosa. La esperanza es una parte integral de la lucha, insistía siempre; sin ella, dejamos que los opresores nos lleven a la desesperación.

 Inspirado por Desmond Tutu, por Steve Biko, por Nelson Mandela, por Ronnie Kasrils y por otros gigantes sudafricanos de la lucha por la justicia, el movimiento BDS, con millones de partidarios en todo el mundo, persistirá en una lucha llena de esperanza por la liberación de Palestina con principios éticos, con eficacia estratégica y con una convicción inquebrantable. 

Siguiendo tu ejemplo, “Arch”, nunca aceptaremos cadenas "más cómodas". Siempre insistiremos en romperlas del todo para poder vivir en libertad y con dignidad. 

 


Compartir

Mantente al día

Suscríbete para recibir, noticias, actualizaciones de campaña, alertas de acción y campañas de recolección de fondos

Subscribe Now