Celebramos la resolución de la Corte Penal Internacional sobre su jurisdicción para investigar los crímenes del apartheid israelí

Frente a la favorable resolución de la Corte Penal Internacional (CPI), hacemos un llamado a no dejarse amedrentar ante la presión de Israel y sus aliados, e implementar inmediatamente la investigación de los crímenes de lesa humanidad del régimen de Israel.

Blog

BDS se une al llamado mundial por #JusticiaClimática en la #COP26

La lucha contra el colonialismo, el racismo y la militarización, y por la justicia climática, económica y social están profundamente interconectadas. El pueblo palestino también busca la justicia climática haciendo que los gobiernos y las empresas rindan cuentas. Palestina también es una cuestión de justicia climática.

¿Qué es la COP26?

Cada año, las Naciones Unidas celebran una conferencia mundial sobre el cambio climático conocida como la COP. Del 31 de octubre al 12 de noviembre de 2021, líderes y lideresas del mundo se reunirán en Glasgow para la 26ª sesión anual, o COP26.

A medida que la emergencia climática se agrava en todo el planeta, causando estragos en todos los continentes, pero devastando de manera desproporcionada a las naciones más pobres y a las comunidades oprimidas, las decisiones que se tomen en la COP26 tendrán efectos de largo alcance para los que actualmente se ven más afectados por el cambio climático. 

Palestina es una cuestión de justicia climática

La catastrófica crisis climática se ve exacerbada por la desigualdad y la opresión global, y está diseñada por gobiernos y empresas cómplices que anteponen sus beneficios por sobre las personas y el planeta. 

Esto es especialmente cierto cuando se trata del apartheid de Israel. 

La crisis climática afecta de forma desproporcionada al pueblo palestino que vive bajo la ocupación israelí, el apartheid y el colonialismo de colonos, y que se resisten a ellos. El pueblo originario palestino, que vive sin control sobre sus tierras y recursos naturales, es muy vulnerables a la crisis climática. Con el monopolio de los recursos por parte de Israel, el aumento de las temperaturas está exacerbando la desertificación, así como la escasez de agua y tierra, afianzando el apartheid climático. 

Empresas israelíes como Netafim, Mekorot y Haifa Chemicals, así como organizaciones de colonos como el Fondo Nacional Judío (JNF), desempeñan un papel fundamental en la destrucción de la agricultura palestina por parte del apartheid israelí, en el despojo de los agricultores palestinos y en el acaparamiento de tierras para fortalecer la empresa de asentamientos ilegales de Israel.  

Mientras Israel destruye la agricultura palestina y el medio de vida de los agricultores, practica el apartheid y coloniza las tierras palestinas a través de su agroindustria, se vende a sí mismo y a su industria agroindustrial en el sur global como proveedor de soluciones para la agricultura sostenible. Sin embargo, estas prácticas son a menudo explotadoras, insostenibles y agravan los problemas existentes en diversas regiones. 

Empresas multinacionales como AXA y HSBC también son cómplices de la opresión del pueblo palestino por parte de Israel. Invierten en empresas y bancos que arman a Israel, financian sus asentamientos ilegales y saquean la tierra y los recursos naturales palestinos.

El Apartheid de Israel se viste falsamente de verde

El apartheid israelí proyecta al mundo una falsa imagen de respeto al clima mientras saquea los recursos naturales palestinos y destruye el medio ambiente. Desde la ocupación del resto de Palestina en 1967 -Cisjordania y la Franja de Gaza- Israel arrancó más de 2,5 millones de árboles, entre ellos más de 800.000 antiguos olivos palestinos.  

La afirmación racista y falsa de Israel, "hacer florecer el desierto", pretende ocultar su violenta destrucción de la sociedad palestina y sus prácticas insostenibles de uso de la agricultura y el agua. 

Por ejemplo, el 97,7% de la producción de electricidad de Israel procede de combustibles fósiles, incluido el gas natural extraído en parte mediante el saqueo ilegal de los recursos gasísticos palestinos. El gasoducto del Mediterráneo Oriental, o EastMed, es un proyecto de gasoducto offshore/onshore que conecta directamente los recursos energéticos del apartheid israelí con Europa. Israel no sólo niega a los palestinos el acceso a las reservas de gas frente a la costa de Gaza, sino que también ha explotado ilegalmente estos recursos en su beneficio exclusivo, mientras priva a los palestinos indígenas de los ingresos. Mientras tanto, dos millones de palestinos de Gaza siguen sufriendo una grave escasez de electricidad agravada por la negativa de Israel a cumplir sus obligaciones como potencia ocupante. 

A través del Interconector EuroAsia, el apartheid israelí pretende exportar energía a Europa para crear dependencia de sus fuentes de energía basadas en combustibles fósiles y generadas ilícitamente. De manera crucial, el Interconector conectaría la red eléctrica de Europa con la red de Israel que incorpora los asentamientos ilegales en el Territorio Palestino Ocupado (TPO), incluyendo Jerusalén Este, implicando a Europa en los crímenes de guerra de Israel.

¡Desenmascarar el JNF!

Las políticas de apartheid y lavado verde de Israel son posibles gracias a la complicidad de gobiernos, empresas e instituciones que apoyan y permiten su régimen de opresión. Una de esas instituciones importantes es el Fondo Nacional Judío. Durante 120 años, el JNF ha sido responsable de la limpieza étnica de los indígenas palestinos. Más recientemente, el JNF ha estado detrás de la demolición y expulsión de familias palestinas en barrios de Jerusalén Este como Silwan, como parte de su participación en el apoyo a la expansión de asentamientos ilegales en Cisjordania, incluyendo Jerusalén Este.  Ahora, el JNF pretende maquillar de verde sus crímenes como participante en la cumbre del clima COP26. ¡Únete al movimiento BDS en la COP26 para desenmascarar al JNF!

¡Actúa ya!

Únete este 6 de noviembre al Bloque de Solidaridad con Palestina durante las manifestaciones mundiales por la justicia climática. 

 Las corporaciones multinacionales e israelíes hacen un lavado de imagen del apartheid israelí y de la destrucción del medio ambiente que provocan.  Tweet: Multinational and Israeli corporations such as @AXA, @HSBC, @NetafimCorp, @mekorot_il and @HaifaGroup, play a key role in Israeli greenwashing and the destruction of Palestinian agriculture, dispossession, and land grabs.</p>
<p>#COP26</p>
<p>https://bit.ly/3CuOxj3<br />

El Fondo Nacional Judío hace un lavado de imagen del apartheid israelí. ¡Desenmascara al FNJ AHORA!   Tweet: Multinational and Israeli corporations such as @AXA, @HSBC, @NetafimCorp, @mekorot_il and @HaifaGroup, play a key role in Israeli greenwashing and the destruction of Palestinian agriculture, dispossession, and land grabs.</p>
<p>#COP26</p>
<p>https://bit.ly/3CuOxj3<br />

 


Compartir

Mantente al día

Suscríbete para recibir, noticias, actualizaciones de campaña, alertas de acción y campañas de recolección de fondos

Subscribe Now